¡Socorro, Sra. Presidenta!

Estimada Sra. Diaz, somos conscientes de que Ud, con mucha probabilidad, no llegará a leer esta carta y que si la lee, probablemente no la considere suficientemente importante o bien fundada como para dedicarle parte de sus esfuerzos. Imagínese hasta qué punto hemos perdido la esperanza que recurrimos a “un brindis al sol” a falta de cauces más efectivos para que nuestras voces sean oídas por quienes nos dirigen. Y es que el nivel de “sordera selectiva” de la Consejería de Salud en general y del SAS en particular, ha llegado a ser insoportable.

Los profesionales de la sanidad pública andaluza hemos sido discriminados y maltratados con respecto a otros colectivos desde que empezó esta crisis económica que algún político anterior se negó a reconocer y muchos de los actuales sortean con sus dietas, prebendas, pensiones vitalicias y aforamientos.

Y Ud lo sabe (o debiera saberlo) como también lo sabe su actual Consejera de Hacienda y anterior consejera de Salud, que tanto ha hecho por machacarnos y desprestigiarnos. De la persona que actualmente ocupa el cargo poco podemos decir pues poco o nada hemos visto de ella. Casi no tenemos el gusto de conocerla ni mucho menos hemos recibido nunca ninguna explicación u ofrecimiento de diálogo.

Y ya está bien Sra. Presidenta, le pedimos que ponga fin de una vez por todas a esta situación que en el caso concreto de los Facultativos, llega a ser insostenible.

Nos han recortado el sueldo en un porcentaje muy superior a otras categorías (llegando al 35% en muchos casos), nuestros médicos más jóvenes son contratados incluso al 33% de jornada obligándoles luego a trabajar muchas horas en concepto de “guardia” con retribuciones ridículas, mantenemos una tasa de temporalidad que en algunas especialidades llega a estar por encima del 60/70% y abusan de nuestro compromiso para evitar que esta sanidad tan mal gestionada, se hunda definitivamente.

Y por si no estuviéramos bastante “quemados” ya, llegan fechas tan señaladas como éstas y observamos con sorpresa como un considerable número de directivos y cargos intermedios están malinformando a los profesionales y le están negando su derecho a disfrutar de días de libre disposición o festivos coincidentes con sábados. Todo esto est&aacuteaacute; regulado y figura en el manual de permisos del SAS pero los directivos y cargos intermedios hacen una interpretación tendenciosa y malintencionada de dicho manual. Pisotean los derechos de nuestros compañeros y desoyen nuestra petición de respeto a la normativa.

Hemos solicitado a la Dirección General de personal del SAS que envíe una nota a sus cargos intermedios, que vuelva a recordarles los términos y el espíritu de dicha normativa, que ya que la situación económica sigue siendo pésima, tengan al menos un gesto de buena voluntad y recuerden a sus gestores cuales son las normas que deben seguir para no lesionar los derechos de nadie.

Y la respuesta no puede ser más desoladora (y más demostrativa de la posición de los dirigentes del SAS), nos dicen que NO, tajantemente que no. Se niegan a aceptar nuestra petición que no es más que se recuerde a los cargos intermedios, lo acordado y normativizado para que los profesionales cumplan su jornada sin que por ello se vean mermados  en sus derechos legítimos. No quieren mandar este tipo de recordatorios. Insisten en que reclamemos por via administrativa las irregularidades y ya se irán resolviendo, aunque la resolución llegue tarde e impida por ejemplo que un facultativo pueda disfrutar de un día libre en Navidad para estar con su familia.

Prefieren que los inundemos con reclamaciones e incluso que acabemos recurriendo a la vía judicial antes que enviar una recomendación para evitar desmanes. Les pedimos que recuerden con un e-mail cual es la normativa vigente y nos dicen que ellos no están para eso. Les rogamos que el máximo órgano en la gestión de personas se asegure de que sus mandos intermedios gestionan las personas con respecto a la legalidad y nos responden que ellos no tienen porqué recordar nada a nadie. Les preguntamos cual es el motivo de que nos nieguen un gesto de buena voluntad y no nos argumentan nada, miran a otro lado y se enrocan en su postura: “No vamos a recordar nada a nuestros cargos intermedios. El que crea que se lesionan sus derechos que ponga una reclamación”.

También hemos pedido que se envíen instrucciones para que en los distintos centros sepan de la obligación de facilitar el voto a los profesionales en las próximas elecciones sindicales. Que se facilite a los mandos y a las organizaciones sindicales unas instrucciones claras al respecto, que permitan el derecho al voto sin causar molestias en los ciudadanos que han de ser atendidos. Que definan claramente los términos y la duración del permiso para emitir el voto. Y tampoco aceptan, consideran que unas elecciones sindicales no merecen su atención, que mandar unas instrucciones al respecto no es tarea para la dirección de personal del SAS. Que tomar las medidas necesarias que aseguren un derecho constitucional no está entre sus prioridades.

Esta es la actitud de los gestores de su Consejería de Salud, Sra. Presidenta. Esta es su política de personal. Esta es su idea de la protección de los derechos de los trabajadores.

Y nosotros estamos ya hartos. Hartos de que nuestras justas reivindicaciones se desoigan. Hartos de tener que atender a un paciente cada 3 o 4 minutos y sin medios mientras Ud vende por ahí la calidad de nuestra asistencia. Hartos de contratos basura, de penosas guardias a 15€ brutos la hora, hartos de dedicar una gran parte de nuestro tiempo a tareas administrativas, de tener que suplir las carencias que su gestión provoca en nuestro sistema de salud.

Pero no van a acabar Uds con nuestra dignidad, no vamos a pedir perdón a nadie por ser médicos, muy al contrario estamos orgullosos de ello. Y estamos convencidos de que la población también está orgullosa de los facultativos que los atienden y del trato que reciben por nuestra parte. ¿Pueden Uds decir lo mismo? ¿Cree Ud que la población está  orgullosa de sus políticos? ¿Qué los profesionales están contentos y orgullosos de sus gestores y mandos intermedios?

No lea esta carta Sra. Presidenta, no haga nada (que es lo que mejor sabe hacer) y continúe permitiendo la política de “Lobo con piel de cordero” de su Consejería. Siga alimentando esta “Burbuja Sanitaria” hasta que nos explote a todos irreversiblemente. Luego bastará con echarle la culpa a los que vengan detrás, que eso si que saben hacerlo bien.

 

Fuente: SMA

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar