La que se (nos) avecina: Salud activa planes de eficiencia para hacer frente al agujero económico del SAS

La Consejería de Salud y Familias, informa ABC de Sevilla, trabaja en tres planes de eficiencia para aminorar el déficit económico del sistema sanitario público. El agujero financiero se estima en torno a los 3.000 millones de euros y se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza no solo para los responsables económicos de este departamento sino para la Consejería de Hacienda, que en el último año ha tenido que realizar a Salud dos aportaciones extraordinarias de fondos procedentes de otras consejerías.

Consciente del problema, el pasado viernes, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, admitía que en el «ambicioso» proyecto de renovación, modernización y actualización del sistema sanitario en Andalucía, queda «mucho por hacer» pero «con poco», lo que requiere «audacia, inteligencia, prioridad, coordinación y serenidad». Una vez asentados los nuevos cuadros de la consejería, la cuestión económica es prioritaria. Se trata ahora de buscar fórmulas de ahorro que no afecten a las prestaciones ni a la calidad asistencial, explica el director general de Gestión Económica y Servicios de la Consejería de Salud, José Antonio Miranda, que fuera antes portavoz de Hacienda del Grupo Popular en la Cámara andaluza.

El plan de eficiencia se sustenta en tres ejes, el primero proyecta la centralización de compras. Se trata de gestionar una central regional de compras de ámbito sanitario, de forma que lo que ahora se adquiere por hospitales, centros de salud o áreas sanitarias, que en muchos casos es una compra similar pero a precios distintos, quedará centralizado para cubrir toda la demanda de centros sanitarios de Andalucía y conseguir por compra en bloque un mejor precio.

«Esta centralización de compras va a generar un ahorro importante», asegura Miranda, que, no obstante, desconoce la cuantía global y cuándo se producirá, ya que su implantación se hará de forma progresiva y por grupos de productos. En la actualidad la Consejería trabaja en los pliegos de 13 expedientes centralizados de compra. Se harán lotes de fungibles, medicamentos, material, etc. hasta que queden totalmente centralizada todas las compras del sistema sanitario.

El segundo plan de ahorro se dirige a mejorar la eficiencia en el consumo de cada uno de los 53 hospitales de la red pública de salud, los centros especializados y los más de 1.500 centros de Atención Primaria.

Por una parte se van a centralizar por provincia los almacenes de productos sanitarios para que no haya uno en cada centro, como ocurre hasta ahora, de forma que los excedentes sean menores. Esta medida está en fase de diseño y se implantará progresivamente atendiendo a la complejidad de las distintas áreas sanitarias.

Además, se ha solicitado a cada director de centro un plan específico de eficiencia en su centro. «Quien mejor debe conocer su centro es el director gerente y por tanto debe localizar y corregir los nichos de ineficiencia», apunta el director general de Gestión Económica y servicios sanitarios. José Luis Miranda confía en que la implantación de ambos planes generará ahorro en todos los centros, aunque tampoco se atreve a dar una cifra aproximada.

Diferencias en el gasto

Previamente se ha analizado y comparado centro a centro el grado de cumplimiento de sus presupuestos y el volumen de gasto. El análisis de estos datos ha demostrado desviaciones singulares, como que los hospitales de Granada consumen más y pagan más caro los medicamentos. La Consejería va a analizar estas diferencias en la facturación de los hospitales.

Para explicar el caso de Granada se apuntó inicialmente que es una dinámica antigua que se relaciona con las especificidades de la prestación sanitaria en la provincia por contar con hospitales de referencia de más especialidades para la población de las provincias de su entorno. No obstante, la Consejería quiere contrastar ese desfase en las compras de los hospitales de Granada en relación a las que se realizan por centros de otras provincias con mayor población.

No es una situación nueva. A primeros de enero de 2017 saltó la polémica al conocerse que Martín Blanco, entonces viceconsejero de Salud de la Junta, autorizó en 2007, siendo el máximo responsable del área de compras del Hospital Virgen de las Nieves, un sobrecoste de casi un 20% en la compra de un medicamento con respecto a otros hospitales de la misma provincia, a pesar de tener su hospital Unidad de Hematología y contar, por tanto, con un mayor número de pacientes susceptibles de requerir ese fármaco. La consejería negó entonces que hubiera relación entre los concursos de compra de medicamentos en ese hospital con las donaciones que los laboratorios contratados realizan a entes vinculados a la Consejería de Salud y concretamente a la Fundación para la Investigación de Biomedicina de Granada FIBAO, que creó el propio Martín Blanco, como informó ABC. Martín Blanco fue cesado «a petición propia» el 31 de enero de 2017.

Los nuevos gestores de la Consejería de Salud seguirán investigando los desfases y están dispuestos a acabar con reinos de taifas en materia de compras para que el sistema gane en eficiencia.

Gasto energético

El tercer pilar del plan se dirige a mejorar la eficiencia energética. La Consejería de Salud tiene previsto invertir 21 millones de euros en proyectos de eficiencia energética en todo el sistema sanitario. Se servirá de fondos financiados al 80 por ciento por la Unión Europea. El plan de eficiencia energética permitirá cambios de los sistemas de calefacción/refrigeración, iluminación y cerramientos de los hospitales y centros sanitarios para aminorar una factura anual eléctrica que actualmente supera los 60 millones de euros.

Mientras se hacen todo tipo de peripecias presupuestarias para sacar adelante cada mes la factura sanitaria andaluza y se sigue a la espera de los 4.000 millones de infrafinanciación que el Parlamento andaluz viene demandando desde marzo de 2018. Un 60% de esa cifra debería dedicarse a Sanidad. Entonces era consejera de Hacienda María Jesús Montero que meses después, en junio, fue nombrada ministra. Desde entonces nada se sabe del pago de esa deuda y ni siquiera Montero ha convocado al Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Miranda, ex portavoz de Hacienda del PP, sabe que tendrá que tener paciencia y agudizar el ingenio para sacar adelante la factura sanitaria mes tras mes. Opina que «con los equilibrios que tiene ahora el nuevo Gobierno, de la distribución de la financiación autonómica en toda España saldrán más beneficiadas unas comunidades que otras y no será precisamente Andalucía de las beneficiadas en la reforma».

Seis transferencias de crédito de 332 millones para cuadrar las cuentas

Las transferencias de crédito son habituales para cuadrar cuentas en la Administración, sobre todo en una organización tan mastodóntica como la que gestiona la Consejería de Salud que emplea a más de 100.000 trabajadores, un 3,6 por ciento de la población ocupada de Andalucía. Estas transferencias de créditos son habituales para trasvasar partidas entre departamentos de una misma consejería y más extraordinarios cuando la «inyección» financiera procede de otras consejerías. Entre septiembre y diciembre la Consejería de Hacienda ha autorizado hasta seis transferencias para paliar necesidades financieras de la de Salud por un importe de 332.121.688 euros. La mayor parte, eran partidas de la propia consejería que no se emplearían en el ejercicio económico para la finalidad con que fueron autorizados en el Presupuesto. Del total, 88 millones salieron de cuentas de otras consejerías, ejemplo de las dificultades para sostener la factura sanitaria. La mayor operación se autorizó en septiembre con la asignación de 234 millones para paliar el déficit del ejercicio y los gastos de personal, en su mayoría los derivados del plan para paliar la lista de espera. El resto se aprobaron entre el 4 y el 13 de diciembre y se realizaron para atender el déficit de la Agencia Pública Hospital de Poniente de Almería, compra de material fungible y sanitario, facturación de las recetas de Farmacia y pago de nóminas.

Fuente: ABC de Sevilla

La mejora de la gestión del SAS, tanto en materia de recursos humanos como materiales y económicos, es una de las principales reivindicaciones de nuestro sindicato. Parece que vienen tiempos aún más difíciles en este aspecto y que la «diGestión» va a ser más pesada de lo normal…

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar