La hipocresía del SAS respecto a las facultativas embarazadas

De nuevo llegan al Sindicato Médico de Sevilla noticias de facultativas con problemas respecto al reconocimiento de su situación de riesgo laboral por embarazo. A pesar de que existe un procedimiento regulado a través de las Unidades de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) conforme a la Ley 31/95 de PRL y en Real Decreto 295/2009, diferentes cargos intermedios y gerencias de Sevilla se dedican a poner piedras en el camino de estas trabajadoras.
Así, se da el caso de que estando las facultativas en clara situación de riesgo físico para el feto, por su carga de trabajo, nocturnidad y horas de bipedestación, o bien por verse obligadas a estar haciendo avisos con su propio coche, la adecuación del puesto de trabajo dista mucho de acogerse a la normativa vigente. Y eso sin tener en cuenta que algunos cargos no tienen un mínimo de sensibilidad con dichas embarazadas (probablemente serán también de los que no les ceden el asiento en los autobuses…).
La motivación de impedir que se adecue el puesto de trabajo o bien dichas trabajadoras suspendan temporalmente su contrato con la prestación correspondiente, no la sabemos. Pero la podemos imaginar.
Por un lado pretenderán explotarlas hasta el último día, así de paso si se ponen de parto están ya por el hospital y se ahorran un viaje (hay compañeras que están trabajando de pie durante todo su turno, embarazadas de 37 semanas… eso sí que es adaptar el puesto de trabajo). Por otro, puede que lo que busquen estos cargos (además de la medalla de turno de la dirección-gerencia) sea que dichas trabajadoras salgan “más rentables” al sistema, viéndose obligadas a una incapacidad temporal por enfermedad común antes que acogerse a la baja de riesgo (ya que ésta si incorpora el prorrateo de la actividad complementaria, que cubre en este caso el SAS).
Desde el SMS llamamos a todos aquellos responsables de que se cumpla la normativa creada para proteger (que no para hacer la vida imposible) a las trabajadoras en estado de gestación y a sus hijos, a revisar todos aquellos casos a los que no están dando la solución adecuada. De paso les recordamos que para eso está la ley. Y que para los que no la cumplen, están los juzgados.
Toda embarazada que vea conculcados sus derechos y que crea que su caso no ha sido correctamente valorado, que no dude en contactar con el delegado sindical del SMS de su centro de trabajo.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar