La sobrecarga de trabajo puede dar lugar a accidente laboral

 

El Servicio de Salud del gobierno Balear ha sido condenado a pagar 20.000 euros en concepto de indemnización a un residente que fue contagiado por queratoconjuntivitis. La empresa, previamente a esta sentencia achacaba esta enfermedad a una negligencia del trabajador, que había sido contagiado en horas de urgencias por no usar gafas protectoras. Y es que se cumplían todos los parámetros de prevención de riesgos laborales, la empresa tenía todos los medios puestos en el cumplimiento de las exigencias marcadas por la ley. Pero ésta no le ha dado la razón. Pese a todo ello, el Servicio de Salud, al ser el encargado de distribuir la carga e intensidad del trabajo, lo hacía de tal forma que tiraba por tierra toda medida de prevención posible. El grado de trabajo era tal que el profesional quedaba expuesto a cualquier infección si quería desarrollar bien su trabajo. Por eso el Tribunal reconoce la patología como accidente laboral y obliga a pagar esta cantidad en concepto de daños y perjuicios.

 

Esta es la situación a la que estamos sometidos los médicos. Los innumerables y encadenados recortes nos obligan a trabajar cada día más, poniendo en riesgo la calidad del servicio que ofrecemos así como nuestra propia salud. La solución está en denunciarlo. Ejemplifica este caso que la justicia está de nuestra parte cuando la sobrecarga de trabajo es mantenida, impuesta y manifiestamente inasumible. Tenemos que poner medios para parar esta situación. Denuncia estas situaciones de abuso a tu delegado del sindicato.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar