Cuestión de prioridades: se recortan derechos y se amplian despachos en el Macarena

 

Desde este sindicato tenemos la responsabilidad de defender los derechos de los trabajadores del sector sanitario. Por ello, y en los tiempos que corren, raro es el día que no argumentamos motivos y razones contra el ataque que desde la administración andaluza se está haciendo a la sanidad pública. Bajada de sueldos, tasas de reposición bajísimas o nulas, reducciones de jornadas en un 25%… Todas estas medidas se toman bajo el amparo de la palabra «ahorro». Ese paraguas bajo el que cabe todo, aunque sea la sanidad de todos los andaluces.

Pero siempre hay una excepción. Y esa excepción la vemos hoy en el hospital Virgen Macarena. Un hospital, que por el «ahorro» se está fusionando con el Virgen del Rocío, aunque no haya normativa que lo ampare. Un hospital que tiene las urgencias saturadas. Pero un hospital en el que se están realizando obras que amplian y mejoran los despachos de los directivos. Unos despachos que están agrandándose a costa del espacio de espera de pacientes que se está reduciendo. Esta medida no entiende de ahorro, a esto sí se le destinan recursos que escasean para otras cosas, aunque sea para la parte menos importante de la salud

 

Cuestión de prioridades. La dirección del Macarena y el SAS prefieren gastar recursos en mejorar despachos que en mantener el sistema sanitario.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar