Ahora, a continuar trabajando

Los días 11 y 12 de septiembre han tenido lugar, con gran éxito de asistencia, concentraciones de protesta contra las agresiones al personal sanitario, convocadas por el Sindicato Médico. La primera de ellas, convocada a nivel andaluz, se produjo en los centros de salud de toda Andalucía, y la segunda en el Hospital Virgen Macarena.

Estas concentraciones son una forma de hacer patente el hartazgo de los médicos ante una situación cada vez más insostenible: el aumento alarmante de las agresiones, tanto físicas como verbales, que sufrimos y que recientemente llegaron incluso a la retención ilegal, como ocurrió el pasado mes en la localidad de El Garrobo.

En esta ocasión, se han sumado a las concentraciones altos cargos del SAS y la Consejería: el director gerente del SAS, Sr. Moreno Verdugo, así como el director gerente del Hospital Virgen Macarena o el director del Distrito Sevilla. Celebramos que los responsables de la Administración, los únicos que pueden poner fin a esta lacra vergonzosa, se hayan sumado a una concentración convocada por el Sindicato Médico. Este gesto representa un cambio significativo en la actitud de la Administración en el abordaje de este problema y, sin duda, manifiesta un acto de acercamiento a nuestro colectivo, que en el pasado había sido sistemáticamente ignorado por la Administración sanitaria andaluza. En la misma línea, felicitamos en su momento el gerente por denunciar ante la justicia la retención por la fuerza de nuestra compañera en El Garrobo.

Pero debe quedar claro que este es solo el inicio de una serie de medidas que han de llevarse a cabo sí o sí. Los gestos de acercamiento a nuestro colectivo -que celebramos- deben ir acompañados de medidas concretas. La Administración debe realizar avances concretos en las medidas de prevención, protección y ayuda a los compañeros agredidos, así como en el castigo a los agresores. Seguimos necesitando más presencia de personal de seguridad, botones de alarma, arcos detectores en las Urgencias y algunos centros de Salud, medidas educativas para la población, apoyo jurídico para los compañeros agredidos e incluso reformas legislativas que impidan que agredir a un médico salga gratis.

Confiamos que la presencia de la Administración en las concentraciones sea una señal de que por fin todo se vaya poniendo en marcha y le ofrecemos nuestra colaboración para acabar con este grave problema, pero seremos implacables en la adopción de medidas de protesta y presión si estas reformas no se lleven a cabo de forma urgente.

Sindicato Médico de Sevilla

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar