El Sindicato Médico de Sevilla inicia movilizaciones, incluida una posible huelga, para detener el traslado forzoso de facultativos fuera del centro de su nombramiento

Ante la intención del SAS de cubrir las ausencias de psiquiatras del hospital de Osuna con facultativos desplazados de manera obligatoria desde otros hospitales de la provincia, el Sindicato Médico de Sevilla anuncia una primera concentración de 15 minutos en la entrada del Hospital Virgen Macarena el próximo 23 de febrero a las 12:00. No solo los psiquiatras, sino todos los facultativos del centro, amenazados por la norma que el SAS nos intenta imponer, están llamados a sumarse a este acto. En función de la respuesta que obtuviésemos de la Administración, continuaríamos con un calendario de movilizaciones que en último término incluiría la convocatoria de una huelga.

Como hemos denunciado anteriormente, el SAS pretende dotarse de una herramienta legal que le permita desplazar de manera obligatoria a sus facultativos a centros con problemas de cobertura de su especialidad. En estos días se han iniciado los desplazamientos de psiquiatras al hospital de Osuna, pero en el futuro esta medida puede ser aplicada a cualquier especialidad o provincia de Andalucía.

Esta actuación del SAS, de ser definitivamente implantada, convertiría en papel mojado el nombramiento para un determinado centro de los facultativos del SAS. Con independencia de la plaza elegida al acceder a la condición de propietario, el SAS podría desplazar al médico a cualquier otro centro de Andalucía alegando simplemente que allí faltan especialistas. Resulta manifiesta la extrema agresión que esta medida supone a los derechos laborales más básicos de los médicos.

Compartimos la preocupación del SAS por los problemas de cobertura de algunas especialidades en los centros alejados de la capital. Asimismo, respaldamos las demandas de la población de una asistencia sanitaria pública de calidad. Sin embargo, el problema al que nos enfrentamos no se va a solucionar incrementando la precariedad laboral de los facultativos del SAS. Hacer que los pacientes sean atendidos cada día por un psiquiatra distinto no es el mejor modo de prestar una asistencia de calidad. Los mismo puede decirse de cualquier otra especialidad médica.

La Administración debe sentarse con los representantes de los facultativos y acordar un conjunto de medidas incentivadoras que favorezca la cobertura voluntaria de los puestos de difícil cobertura. Si opta por medidas coactivas que alienten la fuga de médicos del sistema público, solo logrará agudizar y generalizar el problema de falta de médicos que, tras décadas de maltrato, ha provocado el SAS. Por este camino, no solo los médicos, sino la población en su conjunto, saldrá perdiendo.

Comité Ejecutivo

Sindicato Médico de Sevilla

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar