Jesús Aguirre indigna a los médicos con su gestión a golpe de comunicados de prensa

El consejero de Salud de Andalucía, Jesús Aguirre, ha indignado a la profesión médica con su anuncio de la vuelta de las consultas presenciales el próximo 2 de marzo. Sin duda, se trata de un anuncio de carácter político, de una decisión tomada a la ligera en un despacho, de espaldas a la realidad y al margen de los profesionales, de los sindicatos e incluso de los directores de los centros y distritos sanitarios.

De entrada, es necesario aclarar que las consultas presenciales han existido durante toda la pandemia, aunque con las limitaciones impuestas por la grave crisis sanitaria que estamos viviendo. La reducción de las consultas presenciales tenía como finalidad reducir el riesgo de contagio de los pacientes y los profesionales, un riesgo que persiste, pues la incidencia de la enfermedad sigue siendo muy alta. Recuperar las consultas presenciales sin las debidas garantías de seguridad puede dar lugar a un repunte de contagios, ingresos y muertes por covid.

El anuncio de consejero de Salud no obedece a un cambio de la situación epidemiológica, sino a un intento de paliar el descontento de la población con la situación de la Atención Primaria. Es evidente que la gestión de la Consejería en este ámbito ha sido pésima. La atención telefónica no ha funcionado adecuadamente, pero ello se ha debido a la falta de recursos y de planificación por parte de la Consejería. Prácticamente la totalidad de los recursos adicionales para hacer frente a la pandemia han ido a la atención hospitalaria.

Desde el principio de la pandemia, el Sindicato Médico ha insistido en la necesidad de protocolizar adecuadamente la teleasistencia, precisando su lugar concreto en la atención al paciente y despejando las dudas jurídicas y deontológicas sobre esta forma de relación clínica. Sin embargo, este trabajo no se ha hecho. La Administración se ha limitado a improvisar, dejando a los médicos solos ante una presión asistencial asfixiante, terminando las consultas varias horas después de finalizada su jornada laboral, expuestos al enfado y la frustración de sus pacientes, atenazados por el miedo al error y a las reclamaciones, sin apoyo ni medios suficientes para hacer su trabajo.

Y ahora, cuando la pandemia ha llevado a la Atención Primaria a una situación insostenible, el consejero hace un anuncio del que parece esperar un efecto milagroso. El consejero no anuncia más recursos para Primaria; no anuncia protocolos para mejorar la teleasistencia; no presenta un plan para reforzar las plantillas; no explica cómo va a garantizar la seguridad de los pacientes que acudan a los centros; no explica cómo va a reconocer el esfuerzo de unos médicos exhaustos que prolongan gratis su jornada laboral. Nada de eso. El consejero simplemente anuncia que vuelven las consultas presenciales y, por decirlo con su habitual tono desenfadado, se queda tan pancho.

Gobernar a base de comunicados de prensa puede parecer fácil, pero no es serio. La Atención Primaria no necesita anuncios grandilocuentes que solo generan confusión, sino decisiones serias que afronten sus problemas estructurales. Anunciar que vuelven las consultas presenciales cuando la incidencia de la covid sigue siendo alta, faltan médicos y no hay circuitos específicos para enfermos sospechosos de covid en muchos centros, lo único que consigue es transmitir a la población la idea de que no había una buena razón para limitarlas y de que bastan las buenas intenciones para compensar la falta de recursos.

El anuncio del consejero constituye un grave error. Los médicos de Atención Primaria no podemos más. Somos los que estamos sosteniendo una Atención Primaria que se viene abajo y a la que ahora, con este anuncio precipitado e irreflexivo, se le da un empujón más hacia el precipicio. Retire este anuncio, Sr. consejero, y sustitúyalo por un anuncio de incremento de las inversiones en Atención Primaria. De lo contrario, solo estará engañándose a sí mismo, a los médicos y, lo que es más grave, a los ciudadanos cuya salud tiene el deber de proteger.

Comité Ejecutivo del SMS

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar