El plan 7000… ¿o el Plan 300?

Como si se tratara de la defensa del paso de las Termópilas. «Nos quedan semanas muy duras«, dicen. Así arengan nuestros políticos a los sanitarios (y al resto de la población) de Andalucía cual Leónidas con sus 300 espartanos frente a las hordas de persas liderados por Jerjes. A algunos les esperan semanas duras de ruedas de prensa. A otros, semanas duras de sobrecarga asistencial inasumible. Y a muchos otros, desgraciadamente, disnea, angustia y duelo por el fallecimiento de familiares y amigos.

La tercera oleada la tenemos encima. Había que salvar la Navidad, y se salvó. El coste en vidas humanas, al mezclarse la relajación de las medidas de control con la expansión de la variante británica del coronavirus, no alcanzamos a verlo todavía (la curva de contagios y de ingresos no es una curva, es una pared vertical). Variante británica de la que curiosamente alguno que todos conocemos decía que en España “sería algo anecdótico”. ¿Alguien recuerda sus declaraciones sobre “1 o 2 casos de COVID-19” hace cerca de un año?

Y ahora ponemos encima de la mesa el “Plan 7000”. Al igual que se pusieron encima de la mesa los Planes 3000 y 4500. No hay problema. En quince días estarán vendiendo el “Plan 10000”.

Lo que debe saber la población es que esos planes de multiplicación de camas en lugares como hoteles, no lleva aparejada la contratación de personal médico (y habrá dificultades para contratar personal sanitario de otras categorías, sin duda). Estos planes son una falacia en si mismos, porque los pacientes con COVID-19 (al igual que el resto de los pacientes con otras patologías) no solo necesitan una cama. Para unos cuidados sanitarios de calidad hacen falta algo más que camas. Se necesitan medios y recursos humanos. Y una vez más esta será la pata de la mesa que nos falte. Todo ello derivado de años de maltrato al personal sanitario en general, y a los médicos en particular, tanto por parte de los que ahora reclaman aumentar el presupuesto en Sanidad desde la oposición como desde los que, desde el “nuevo” gobierno de Andalucía, han prometido tantas mejoras dejando muchas de ellas a la mitad o sin cumplir. Salvo que recurran al milagro de la multiplicación de los panes y los peces, pero con los sanitarios, no hay Plan 7000 que valga.

Lo que necesitamos de la clase política de la comunidad andaluza y de España es valentía. Señores políticos: pongan de una vez medidas de control de la pandemia en marcha que sean realmente efectivas. Restrinjan los movimientos y confinen. Lo que haga falta. Antes de que se llenen todas las camas de UCI de la comunidad. Vamos semanas tarde y aunque estén ustedes pensando en sus sillones y en futuros votos, debemos recordarles que los muertos no les van a votar. Ni a unos, ni a otros.

Comité Ejecutivo SMS

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar