Tempus fugit

D. Miguel Ángel Guzmán, actual gerente del Servicio Andaluz de Salud, ha sido recientemente entrevistado por el diario ABC de Sevilla. Entre otras preocupaciones, D. Miguel Ángel reconoce que «les ocupa y preocupa» la fuga de médicos a otros territorios y afirma que están realizando acciones concretas para evitar esto.

De momento, la única acción que hemos visto los médicos andaluces por parte de la administración es la de hablar. Hablar y prometer. Primero, promesas para el primer trimestre de 2019; después, para octubre de 2019; después, para el 1 de enero 2020. Ahora las palabras nos llevan hasta una fecha indeterminada (el final de la legislatura o, mejor aún, en un plazo de 2 ó 3 legislaturas). Esto se empieza a parecer a esas hipotecas que todos querríamos que nos ofrecieran los bancos: las de «compre usted ahora y paguen sus bisnietos luego».

Dentro de la recuperación de médicos «fugados» al extranjero, llega a afirmar D. Miguel Ángel que el Brexit puede favorecer a la sanidad andaluza. Desde aquí le podemos asegurar que, en caso de que algún facultativo esté al tanto de las mejoras que han puesto en marcha desde que gobiernan ustedes, no sólo no volverá este a Andalucía, sino que huirá bien lejos.

Y si a la pregunta que se le hace de «¿Cómo diagnostica como médico a la joya de la corona?» de Andalucía la respuesta es que «el diagnóstico es grave y el pronóstico reservado», le podemos concretar más: la sanidad andaluza tiene una patología tiempo dependiente, como puede ser un ictus o un infarto agudo de miocardio. Con su política actual de «parole parole» no sólo no va a mejorar, sino que es susceptible de empeorar a corto-medio plazo. Y ustedes, de momento, insisten en abordar los problemas con promesas vanas y faenas dignas de Curro Romero.

En otra entrevista al mismo medio de comunicación, insiste D. Miguel Ángel en que “Dentro de esta legislatura vamos a llegar a la equiparación salarial de los profesionales, incluidas las guardias, vamos a abordar la exclusividad…”. Los médicos no queremos más promesas ni más palabras. Queremos hechos y mejoras. Y las queremos YA. Porque si “Sed fugit interea, fugit irreparabile tempus”Pero huye entre tanto, huye irreparablemente el tiempo»), no le vamos a decir por dónde anda la paciencia de los médicos andaluces…

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar