El SMA presenta varios escritos ante las Fiscalías provinciales para reclamar medidas más contundentes contra las agresiones a sanitarios

Se ha vertido mucha tinta sobre este tema últimamente, los medios de comunicación se han hecho eco con preocupación de cada una de las agresiones y han informado puntualmente de nuestras movilizaciones en un intento por sensibilizar a la opinión pública y la administración sanitaria ha puesto en marcha un nuevo plan contra las agresiones que mejoraba algunas de las medidas ya existentes.  Hasta ahora, sin embargo, nada de esto ha tenido el efecto esperado.

En los últimos 14 días, y solo en la provincia de Sevilla, se han producido 5 nuevas agresiones al personal sanitario y la sensación de inseguridad en los centros es cada vez mayor.

Sabemos que se ha mejorado la coordinación con Policía y Guardia Civil, que se han iniciado campañas informativas y que incluso se ha llegado a cambiar la tipificación de estas acciones para aumentar las penas a los agresores. pero creemos que aún es necesario un esfuerzo más y proponemos algunas medidas que consideramos que pueden ayudar en la lucha contra esta “epidemia de violencia”.

En esta línea, los sindicatos provinciales registraron ayer en cada provincia un escrito dirigido a los fiscales jefe provinciales con nuestras propuestas y peticiones.

Os dejamos a continuación un texto con el contenido genérico de estos escritos:

​Ilustrísimo Sr.

Enviándole en primer lugar un atento saludo, le escribo en mi condición de médico del Servicio Andaluz de Salud y de Presidente del Sindicato Médico 

de …….. ante la alarma y preocupación que me generan las constantes y cada vez más frecuentes agresiones, verbales y físicas, al personal sanitario del Servicio Andaluz de Salud, incluidas sus diferentes agencias, en ejercicio de sus funciones, y como botón de muestra, le indico que las agresiones han aumentado en el primer semestre del año 2019 con respecto al del 2018 un 21%.

De un tiempo a esta parte se ha convertido de forma frecuente encontrar en las noticias de los distintos medios de comunicación de esta provincia la perpetración por parte de usuarios -o sus allegados- de la Sanidad Pública de agresiones verbales y físicas a personal sanitario en ejercicio de sus funciones. 

El Sindicato que dirijo siempre ha mostrado su compromiso con el bienestar e integridad física del personal sanitario, denunciando públicamente estas agresiones y prestando cuanta asistencia está al alcance de su mano.

Desde la preocupación descrita, me permito proponerle algunas medidas que en mi opinión redundarían positivamente en el objetivo conjunto que nos une, que no es otro que erradicar las conductas descritas, que lejos de disminuir, aumentan a juicio de quien suscribe de forma alarmante.

Por ello, me gustaría que valorase la posibilidad de que, desde esa Fiscalía Provincial, se procediese a nombrar un Fiscal especializado en agresiones al personal sanitario, lo que redundaría en la defensa de los perjudicados, estableciendo una acusación unificada frente a dichas agresiones, repercutiendo en la coordinación entre la asesoría jurídica del Servicio Andaluz de Salud, Colegios Profesionales y Sindicatos.

Los perjudicados son el personal sanitario de la Sanidad Pública que, realizando sus tareas asistenciales cotidianas, son sujeto pasivo de situaciones ilícitas e injustas y que, desafortunadamente, lejos de ser aisladas, son frecuentemente reiteradas por los autores, creando una sensación de desamparo y desasosiego a los perjudicados, que ven que la interposición de una denuncia no tiene ningún efecto disuasorio en el autor.

Lo anterior me lleva a solicitarle, desde el mayor de los respetos, que se den instrucciones desde la Fiscalía que usted dirige para que todas las agresiones al personal sanitario sean tratadas como atentado contra la autoridad, toda vez que el personal sanitario del Servicio Andaluz de Salud -y sus agencias- tiene dicha condición con causa en su nombramiento.  

En el mismo orden de cosas, si bien el propio SAS ante estos episodios implementa el procedimiento de cambio de centro de atención y facultativo al agresor, como medida para garantizar la asistencia sanitaria del agresor y evitar que se reiteren nuevas agresiones, hemos comprobado desde este Sindicato que es frecuente que estas personas continúen acudiendo al antiguo Centro Sanitario, sin mayor propósito que reiterar su comportamiento y perturbar al personal sanitario en su vida cotidiana, lo que aumenta aún más el desasosiego que genera la primera agresión y el sentimiento de indefensión del personal sanitario.

En aras a evitar lo anterior, le ruego que valore la pertinencia de dar instrucciones para que por los miembros de esa Fiscalía se solicite, en estos casos y desde un primer momento, orden de alejamiento contra agresor respecto del personal sanitario sujeto de la agresión, tanto cautelarmente durante la instrucción, como al momento de realizar la acusación.

Le agradezco de antemano la atención prestada y quedo a su disposición para cualquier cuestión que pudiera surgir.

Reciba mi más cordial saludo,       

Fuente: SMA
Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar