Colegio de Médicos y Sindicato Médico de Sevilla informan sobre últimas novedades en materia de gestión sanitaria andaluza y situación laboral de facultativos

La sede del Colegio de Médicos de Sevilla acogió, el pasado 19 de noviembre, una reunión informativa organizada por el RICOMS y el Sindicato Médico de Sevilla con objeto de informar sobre las últimas novedades en relación a la gestión sanitaria andaluza y la situación laboral de los facultativos.

Cabe recordar que, tras la toma de posesión del nuevo gobierno andaluz, se hicieron declaraciones públicas, desde la presidencia de la Junta de Andalucía y desde la Consejería de Salud y Familias, que diversas medidas retributivas para los médicos en los primeros 100 días de gobierno. Posteriormente los plazos se fueron alargando sin ninguna explicación, hasta que, publicado el informe preliminar de los Presupuestos Generales de la comunidad andaluza, se observó que no se incluía dichas mejoras retributivas.

El presidente de nuestra organización sindical, Rafael Ojeda, destacó el retraso en la consecución de todas las promesas incumplidas, como la supresión del complemento de exclusividad, por las que varios asistentes preguntaron tanto sobre mejoras retributivas como organizativas. Se insistió en que, evidentemente, tras el cambio efectuado por la administración en la gerencia del SAS, es necesario esperar un plazo prudente para comprobar si inician un verdadero cambio que permita llevar a cabo nuevas negociaciones.

Y es que el descontento de los profesionales médicos ha sido evidente por esa falta de cumplimiento por parte del ejecutivo andaluz. De hecho, en la reunión informativa se ha puesto de manifiesto que el grado de crispación entre los médicos ha aumentado notablemente, y que la desconfianza se ha apoderado de toda la clase médica antes las promesas incumplidas.

En este sentido, tanto el presidente del Colegio de Médicos, Alfonso Carmona, como Rafael Ojeda, abogaron por la necesidad de ir unidos en unas “justas demandas”, presentando en el futuro un frente común basado en el diálogo con las autoridades sanitarias, inseparablemente acompañados de la presión que supone el descontento y desmotivación de los profesionales ante lo que se considera “un agravio comparativo intolerable con el resto de los colegiados españoles”.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar