El 38 por ciento de los médicos de familia se jubilarán en Andalucía sin relevo, según la SEMFyC

Informa J. J. Madueño en ABC de que los médicos de familia son pocos y necesitan un relevo que puede no producirse en Andalucía. Es una de las certezas que se desgranan del Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFyC) que se celebra hasta el domingo en Málaga. Los datos presentados en la primera jornada remarcan que el 38 por ciento de los doctores de esta especialidad se jubilarán dentro de diez años o que el 42 por ciento de los que están activos tienen más de 55 años. «¿Estamos preparados para eso?», preguntó Francisco Guerrero, vicepresidente del colectivo a nivel andaluz.

La respuesta fue un rotundo «no». «Hay que trabajar en formar a médicos de familia. Con las plazas de MIR –Médico Interno Resiente– que hay no es suficiente para cubrir las jubilaciones que se van a producir», afirmó Guerrero, que exige que se soliciten más plazas de médicos MIR de familia. «No pueden disminuir cuando estamos en precariedad para cubrir las jubilaciones y, si no hay, habrá más pacientes por cupo», abundó el vicepresidente.

Los expertos creen que la solución comienza por la Universidad. «Tienen que dar cabida a la Medicina de Familia. Los estudiantes pensarán que lo bonito serán otras especialidades si no se le muestra esta. Se les debe pedir que se impliquen. Exigir más plazas y al Ministerio de Sanidad más oferta», prosiguió Guerrero, que se refirió a un colectivo formado por mujeres en un 56 por ciento en Andalucía.

Los médicos de familia se ven las víctimas más castigadas por los recortes sanitarios que acarreó la crisis. Exigen más inversión, llegando a superar los 4.500 millones de euros en toda España, según lo acordado en el último marco estratégico, y una reposición de las convocatorias pasadas en las que se fue perdiendo personal saliente del MIR.

Sueldos bajos

En Andalucía la brecha se cifra en una pérdida aproximada por provincia del 30 por ciento –según datos actualizados hasta 2018–. «No es aceptable que se haya médicos que trabajan sin especialidad. Ellos no tienen salida», subrayó Salvador Tranche, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Familia y Comunitaria, quien también redundó en la exigencia de que se convoquen más plazas para MIR y «crecer especialmente en los médicos de familia».

Además de la bajada de plazas convocadas, está la precariedad de aquellos que optan por trabajar en Andalucía y que cuenta con «los sueldos más bajos de España». Por lo que, según explicaron los expertos, muchos optan por otras comunidades o por irse al extranjero. Ante esto, se destacó la nueva apuesta de contratación de la Junta de Andalucía. «Ahora la fidelización de los médicos que hemos formado es válida para mejorar la Atención Primaria y ver qué pasa cuando acaben esos 6 meses», explicó Guerrero, quien dice que son necesarias medidas en un sistema que es «deficitario» de personal.

En la comunidad, un médico atiende a una media de 1.425 pacientes. Está por debajo de la media nacional e incluso de lo exigido como mínimo en el nuevo marco estratégico negociado con el Ministerio de Sanidad. Sin embargo, la Sociedad de Médicos de Familia asegura que el cálculo es erróneo y que las zonas rurales no deberían contabilizar como las urbanas.

Techo de pacientes

«No es lo mismo el médico de dos o tres pedanías de La Axarquía que alguien en Málaga capital», apuntó la doctora Amparo Vargas-Machuca, que reconoció que ella en la barriada de El Limonar en Málaga capital tiene un cupo de 2.300 pacientes. Por esa razón, se pide la inclusión de parámetros socioeconómicos o de zonas de población para el cálculo, especificando que «ningún» médico puede tener más de 1.500 pacientes a su cargo.

Y es que la saturación que sufren algunos facultativos está llevando al Gobierno andaluz a tomar medidas para aligerar la carga de trabajo. La Junta se ha visto obligada a implantar un tiempo de 7 minutos para la visita a cada enfermo y un cupo diario de 30 pacientes. «El hecho de que haya medidas que intenten limitar el número de pacientes que cada uno tiene son siempre bienvenidas», afirmó Guerrero.

Sin embargo, Salvador Tranche fue más allá y pidió una gestión autónoma de las agendas por parte de cada médico. «Que se tengan que imponer estas limitaciones es una situación lamentable. Necesitamos que los médicos tengan más tiempo. Si no hay autonomía el sistema no va a funcionar, porque la realidad es que cada doctor dedica a cada paciente el tiempo que necesita», señaló el presidente de la Sociedad de Médicos de Familia.

Más plantilla

Tranche reivindicó más personal para poder cubrir los cupos. «¿Qué pasa con el paciente 31? ¿Quién lo atiende? Debe haber más plantilla en los centros de salud para poder prestar ese servicio», concluyó Tranche, que pidió «un plan de choque para la Atención Primaria».

Plan como el que llevó a cabo la Junta de Andalucía con las listas de espera o en las contrataciones de personal, pero que no son suficiente para los expertos. «Estos programas pueden servir para mejorar puntalmente, pero deben tener otro plan de futuro. Debe haber una estrategia a largo plazo con una apuesta decidida, para que los pacientes sean atendidos», señaló Guerrero.

«Está bien mejorar puntalmente, pero tiene que haber también una política permanente de mejora de Atención Primaria», reivindicó Francisco Guerrero, que es uno de los 600 médicos andaluces que participan en este congreso con más de 2.500 especialista de toda España.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar