Continúan los nombramientos de cargos intermedios controvertidos en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla

El próximo martes, 26 de febrero, se reúne la Junta Facultativa del Hospital Virgen del Rocío. Entre los puntos del orden del día se encuentra el nombramiento de vocales para tribunales que deben resolver diversas convocatorias a cargos intermedios convocadas recientemente en este centro.

Desde el Sindicato Médico hemos denunciado la irregularidad que representa que un equipo directivo respaldado por un gobierno ya cesado siga adelante con nombramientos tan controvertidos. Ciertamente, las convocatorias a cargos intermedios no constituyen actos políticos, sino administrativos, y no negamos la legitimidad formal del actual equipo directivo para seguir adelante con estos procesos. Sin embargo, es notorio que algunos de los candidatos que aspiran a ocupar estos cargos carecen de apoyo entre sus compañeros y presentan como principal aval sus servicios a la anterior Administración andaluza.

Entre los puestos controvertidos a los que hacemos referencia se encuentra el de director de la Unidad de Aparato Digestivo, ocupado actualmente por un colega que goza del respaldo unánime de sus compañeros. Es llamativo que ahora aspire a ocuparlo el Dr. Manuel Romero, cuya gestión al frente del Hospital Virgen del Rocío fue duramente criticada por nuestra organización a causa de su sistemático menosprecio de los derechos e intereses de los médicos. Es llamativo también que desde la actual Dirección del Virgen del Rocío se estén adoptando todo tipo de medidas para lograr que esta convocatoria sea resuelta cuanto antes ante la incertidumbre que ha introducido en estos asuntos el cambio político en Andalucía.

Otros nombramientos no son menos controvertidos, por razones que podemos omitir aquí, pero en todos los casos la premura con la que esta actuando la actual Gerencia del Hospital Virgen del Rocío sugiere que, lejos de conducirse con la limpieza propia de un proceso abierto y ecuánime, solo pretenden llevar a cabo, una vez más, un acto de intromisión política en decisiones que deberían regirse exclusivamente por criterios profesionales.

En efecto, la actual Dirección del Hospital Virgen del Rocío, a pesar de que el equipo de la Consejería que la nombró ya ha cesado, persiste en su actitud despótica hacia los profesionales. Así, por ejemplo, actualmente sigue en marcha una remodelación del área de Urgencias y Cuidados Intensivos del Hospital Infantil que no ha tenido en cuenta la opinión de sus miembros. Ciertas áreas del Hospital, como el Servicio de Traumatología, siguen soportando condiciones laborales insostenibles que han provocado en los últimos años la dimisión de decenas de facultativos, poniendo en graves apuros el funcionamientos de determinadas unidades, sin que la Gerencia haya adoptado ninguna medida al respeto.

Desde que se produjera el cambio de gobierno en Andalucía, el Sindicato Médico ha mantenido una actitud expectante, pero también atenta al cumplimiento de las promesas realizadas durante la campaña electoral por nuestros actuales gobernantes. Por ahora seguiremos haciéndolo, pues ninguna reforma sensata puede hacerse en cuatro días, pero el tiempo corre y cada día que pasa sin que cese el maltrato a nuestros compañeros hace crecer en nosotros la incomprensión por la ausencia de cambios efectivos. Confiamos en no tener que pasar en breve de las admoniciones respetuosas a las medidas de presión.

Comité Ejecutivo del Sindicato Médico de Sevilla

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar