La Junta y las mujeres

La lucha por la igualdad de la mujer se ha convertido en una de las principales reivindicaciones laborales de nuestro tiempo. Cualquier organización política o sindical que ignore la importancia de esta demanda cometerá un grave error. Sin embargo, los derechos de las mujeres se defienden con hechos, no con palabras.

El pasado día 5 de marzo la Mesa Sectorial de Sanidad aprobó el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres en el SSPA. La Junta tenía prisa por hacerlo antes de las movilizaciones del día 8 y no negamos que este documento pueda ayudar a acabar con la discriminación de las mujeres en el sistema sanitario público. Sin embargo, la misma Junta que se da tanta prisa para aprobar documentos cargados de buenas intenciones, les niega sus derechos a las mujeres trabajadoras. Así es, porque las médicas que dan a luz deben acudir a los tribunales para reclamar que se les pague el prorrateo de las guardias que han dejado de realizar durante el permiso por maternidad. Desde el Sindicato Médico hemos tramitado y ganado decenas de demandas por este motivo y las que ganaremos porque, desgraciadamente, quedan aún muchas pendientes. Eso es luchar por la igualdad.

Apoyaremos cualquier medida destinada a alcanzar la plena igualdad de la mujer con respecto al hombre, pero denunciamos la hipocresía de una Administración a la que se le llena la boca de declaraciones grandilocuentes sobre la igualdad, la paridad y el lenguaje no sexista, pero que debe ser obligada por los jueces a reconocerles a las mujeres embarazadas sus derechos.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar