Ha chispeado un poco en Sevilla y el Macarena se ha saturado

Bajada de temperatura en Sevilla, se agudizan los enfermos crónicos y ya «El Macarena» no da abasto.

Unas 25 horas desde llegar a urgencias hasta tener una habitación en planta. Como en los peores momentos de la epidemia de gripe ya superada. Casi dos horas de espera para ser visto por el médico de urgencias desde que se llega al centro. Es evidente que «El Macarena» se ha quedado pequeño para la población que atiende. Hace ya mucho tiempo. Como el Virgen del Rocío y el Virgen de Valme.

Teniendo, como tenemos en Sevilla, la tasa mas baja de camas por habitante de toda Andalucía y de toda España, se hace aún mas perentoria la reclamación de la apertura del antiguo Hospital Militar Vigil de Quñones, un centro que, con mas de 500 camas y mucho terreno libre disponible, puede paliar, que no poner al mismo nivel que el resto de España, el altísimo déficit de camas de Sevilla.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar