Si no se limitan las agendas en Atención Primaria, habrá huelga

El Sindicato Médico Andaluz ha acordado en su Asamblea iniciar movilizaciones para reclamar mejoras en la medicina de Atención Primaria. Comenzarán con una concentración el próximo día 30 de noviembre ante la Delegación de Salud en Málaga, seguidas de concentraciones ante el Palacio de San Telmo los días 16 de diciembre y 12 de enero. En caso de que no se produzcan avances en la negociación, la Asamblea del SMA acordó convocar un primer día de huelga el 27 de enero.

Solicitamos a la Junta que las agendas se limiten a un máximo de 35 pacientes al día, de modo que los pacientes que excedan esta cifra pasen automáticamente a una agenda de continuidad asistencial en jornada de tarde. Para hacerlo posible, solicitamos que la atención urgente y la programada sean separadas. La confusión entre atención urgente y programada, ubicua en AP, precariza el trabajo del médico, sobrecarga las agendas, reduce la calidad a asistencial de todos los pacientes y hace imposible ordenar la actividad asistencial de forma coherente. Deben desaparecer las agendas dobles, bises y cualquier otro subterfugio que suponga realizar dos o más actividades en el mismo horario.

El problema fundamental que sufre la AP es la progresiva escasez de médicos. Mientras persistan sus causas, este problema irá a más hasta provocar el colapso de la AP. La causa esencial es la escasez de recursos y su mala gestión. La falta de financiación conlleva malas condiciones laborales para el médico e imposibilidad de desarrollar su actividad profesional de manera adecuada, aumentando el riesgo para los pacientes y la desilusión en los profesionales. Esto desincentiva la especialización en Medicina de Familia e incentiva la salida de Médicos de Familia y Pediatras de la AP. Esta tendencia, unida a las jubilaciones, llevará a la AP a una situación insostenible a corto plazo.

La Administración ha renunciado a solucionar el problema de la medicina de Atención Primaria. Ha asumido que el problema es irresoluble y ha apostado por una Atención Primaria centrada en una atención de enfermería. Pero es falso que la falta de médicos en Atención Primaria no tenga solución. Es solo que el SAS no está dispuesto a hacer las inversiones necesarias. La potenciación de la enfermería en Atención Primaria puede contribuir a paliar el problema, pero no es la solución. Es imprescindible una inversión en la medicina de Atención Primaria al menos tan cuantiosa como la que se ha llevado a cabo en el ámbito de la enfermería.

Es fundamental aumentar el presupuesto sanitario en general y en especial en AP. Andalucía sigue siendo una de las comunidades con el presupuesto sanitario más bajo por habitante. Aunque el porcentaje dedicado a AP es de los más altos de España, sigue siendo insuficiente en términos absolutos.

Es necesario poner fin al círculo vicioso precariedad → fuga de médicos → sobrecarga asistencial → precariedad. Esta situación nos lleva al colapso. Es necesario mejorar las condiciones laborales del médico de AP para retener a estos profesionales y atraer otros nuevos. De lo contrario, el aumento de las plazas en las Facultades de Medicina o en el MIR de Medicina de Familia o Pediatría resultarán inútiles.

La situación de la medicina de Atención Primaria en Andalucía no deja de empeorar sin que la Junta lleve a cabo ninguna medida decidida para detener la crisis. En estas condiciones, la salida de los médicos de Atención Primaria se verá acelerada agravando el aumento de jubilaciones que se producirá en esta década. Si la Junta no actúa, en unos años Andalucía no tendrá médicos suficientes en Atención Primaria. ¿Acaso es eso lo que se está buscando?

Comité Ejecutivo del SMS

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar