El personal de investigación de las fundaciones públicas reanuda las movilizaciones ante la falta de respuesta de la Junta de Andalucía y el bloqueo del convenio colectivo

Los trabajadores de las fundaciones dedicadas a la investigación de la Junta de Andalucía, FISEVI, FIMABIS, FIBAO y FPS, van a retomar las movilizaciones para exigir al Gobierno andaluz el desbloqueo de la publicación de su convenio colectivo. Así, los representantes de trabajadores (comités de empresa) de las fundaciones públicas de investigación sanitaria en Andalucía, entre los que está el Sindicato Médico, han convocado para el 20 de abril una concentración, en la puerta de cada fundación.

Cabe recordar que el pasado 16 de febrero se realizó una concentración con dicho motivo sin tener respuesta, agravándose la situación, ya que por parte de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local se ha pedido que se hagan recortes salariales y, en algunos casos, reclama que se devuelvan ciertas cantidades percibidas y que no se perciban más complementos aprobados dentro del marco legal. El Sindicato Médico cree que esto no es de recibo: contestar a nuestros representados con más recortes en vez de con un convenio colectivo decente y acorde a nuestro tiempo.

Lo que piden los investigadores sanitarios es el desbloqueo de la publicación del convenio colectivo por parte de las distintas consejerías de la Junta, el cual se negoció durante un período de más de dos años y fue pactado con las direcciones de las diversas fundaciones. El rechazo-bloqueo viene impulsado por el incremento de la masa salarial, el cual afecta a 2500 investigadores por un total de 237.587,99 € al año, lo que supone menos de 90 € por persona/año. Subida ínfima, pero necesaria para unificar las condiciones laborales de las cuatro fundaciones con enormes diferencias salariales. También se reclama la estabilización de los investigadores.

Dicha masa salarial no va a suponer un gasto extraordinario a la Junta, porque dicho incremento es soportado con los fondos de las fundaciones, adjudicados por vías de financiación externa para apoyar el desarrollo de la I+D+i.

El convenio colectivo regularía el estado laboral de muchos investigadores. «La reclamación se sustenta en las resoluciones el Parlamento Andaluz, que el 24 de septiembre de 2020 aprobó las conclusiones de la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social de Andalucía, que decía: Aumento de la financiación de la investigación como piedra angular para adelantarnos a nuevas pandemias y como inversión en salud»… Eso decían. Y, para variar, parece que las palabras se las lleva el viento y no se apuesta, de verdad, por dicha investigación.

Sin ciencia no hay futuro.

Comité Ejecutivo

Sindicato Médico de Sevilla

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar