Agresión a una facultativa en el Centro de Salud La Candelaria de Sevilla

En la tarde del pasado martes, 8 de marzo, tuvo lugar una nueva agresión a una facultativa de Sevilla. Se produjo, concretamente, en el C. S. La Candelaria de la capital hispalense y la víctima fue una médica de Familia que atendía, durante su turno, las urgencias.

Mientras atendía un caso de urgencias y tenía otro en espera, un enfermero que realizaba triaje consultó con la facultativa su opinión médica sobre una urgencia. Al finalizar la urgencía que atendía, procedió a valorar el caso con su compañero cuando la usuaria de la siguiente urgencia, que asistía con su hija de 15 años, la paciente, la increpa por atender antes la consulta de triaje, que la médico valoró como prioritaria. Al explicárselo a la usuaria, ésta se puso como una energúmena porque no quería esperar unos minutos más, comenzando a agredir verbalmente y luego físicamente a la médica con arañazos y empujones, hasta que esta última cayó al suelo. Entonces, la hija adolescente comenzó a agredir a la facultativa golpeándola con su bolso.

Con el aviso de esta agresión, la Policía Nacional se personó en el centro. La víctima, que fue asistida en por el delegado de PRL del Sindicato Médico de Sevilla, Juan José Silva, ya ha mostrado su intención de presentar una denuncia a jurídica a través de la asesoría del Colegio de Médicos o el SAS.

Ante este hecho deleznable, se ha producido una concentración de apoyo a nuestra compañera y de repulsa a las agresoras en la puerta del propio centro de salud donde tuvo lugar el suceso, una concentración a la que han asistido el  director gerente del distrito Sevilla, José León-Sotelo, así como la dirección y personal sanitario del centro, y delegados del SMS.

Desde el Sindicato Médico de Sevilla tenemos que volver a recordar que la situación de sobrecarga asistencial que sufren los facultativos sevillanos, especialmente en Atención Primaria no ayuda, precisamente, a evitar este tipo de incidentes. Necesitamos que la Administración mejore, por un lado, las condiciones laborales de la AP andaluza y, por otro, que la normativa sea más dura contra los agresores.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar