Primera concentración del Sindicato Médico de Sevilla en protesta por el traslado forzoso de facultativos fuera del centro de su nombramiento

El miércoles, 23 de febrero, el Sindicato Médico de Sevilla ha convocado una primera concentración de 15 minutos en la entrada del Hospital Virgen Macarena ante la intención del SAS de cubrir las ausencias de psiquiatras del hospital de Osuna con facultativos desplazados de manera obligatoria desde otros hospitales de la provincia. No solo los psiquiatras, sino todos los facultativos del centro, amenazados por la norma que el SAS nos intenta imponer, han estado llamados a sumarse a este acto.

Ahora, en función de la respuesta que obtengamos de la Administración, decidiremos continuar con un calendario de nuevas movilizaciones que en último término incluiría la convocatoria de una huelga.

 

Como hemos denunciado anteriormente, el SAS pretende dotarse de una herramienta legal que le permita desplazar de manera obligatoria a sus facultativos a centros con problemas de cobertura de su especialidad. En estos días se han iniciado los desplazamientos de psiquiatras al hospital de Osuna, pero en el futuro esta medida puede ser aplicada a cualquier especialidad o provincia de Andalucía.

Esta actuación del SAS, de ser definitivamente implantada, convertiría en papel mojado el nombramiento para un determinado centro de los facultativos del SAS. Con independencia de la plaza elegida al acceder a la condición de propietario, el SAS podría desplazar al médico a cualquier otro centro de Andalucía alegando simplemente que allí faltan especialistas. Resulta manifiesta la extrema agresión que esta medida supone a los derechos laborales más básicos de los médicos.

Por eso, desde el Sindicato Médico de Sevilla (SMS) hemos presentado un recurso contra estas instrucciones pues incumplen los requisitos mencionados y han sido dictadas para paliar un problema estructural que el SMS lleva meses denunciando. La plantilla de psiquiatras de Osuna sufre un déficit crónico de médicos que el SAS ha ignorado, cuando no agravado con su pertinaz maltrato a los facultativos. Ahora, cuando la gravedad del problema ha llevado al Servicio de Salud Mental a una situación insostenible, pretende mitigarlo de forma apresurada por medio de un recurso destinado a abordar situaciones imprevistas y coyunturales, y no carencias estructurales.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar