El lamentable desmantelamiento del Centro de ITS: otra sobrecarga para los centros de salud

La prensa se ha hecho eco en los últimos días de la intención de la Consejería de Salud de desmantelar el Centro Provincial de Enfermedades de Transmisión Sexual (ITS). Ello ha despertado la preocupación de los ciudadanos, que incluso han iniciado una recogida de firmas en change.org para evitarlo. Por nuestra parte, pensamos que es una lamentable decisión que va a tener consecuencias funestas tanto para los pacientes afectados en particular como para la Atención Primaria en general, por las razones que expondremos a continuación.

Pero, en primer lugar, hagamos un poco de historia y expliquemos brevemente el funcionamiento que hasta ahora ha tenido el Centro de ITS:

El Centro de ITS fue fundado por la Dra. Isabel Pueyo, dermatóloga enfocada en la venereología, para atender a todas las personas de la provincia que pudieran tener una ITS, bien de forma esporádica, bien por pertenecer a colectivos de riesgo. La facilidad de acceso se garantizaba mediante tres líneas fundamentales: el anonimato, la historia clínica diferenciada de la historia de salud común al resto del SAS y sobre todo el funcionamiento de la consulta en acto único, de tal modo que al paciente, en el mismo día que acude, se le explora, se le realizan las pruebas diagnósticas y se le trata. Por otra parte se hacía una labor de captación de las parejas sexuales para interrumpir la cadena contagios.

El centro ha funcionado hasta ahora con una dotación de administrativos, enfermería y una médica de familia, dependientes del Distrito Sanitario Sevilla, más dos dermatólogos aportados por el servicio de Dermatología del Hospital Virgen Macarena. Aprovechando el traslado por oposición de la médico de familia y de una dermatóloga, el SAS está procediendo el desmantelamiento del centro. En lugar de sustituir al personal trasladado, su plan es directamente suprimir el centro y que toda la asistencia a las ITS sea asumida por los centros de salud mediante “consultores” en contacto con los servicios de Enfermedades Infecciosas de cada hospital.

Por ahora, el centro se mantiene con las consultas a ralentí, con el dermatólogo que queda pasando consulta a jornada parcial, mientras, según hemos podido saber, se abre un período transitorio de nueve meses de “traspaso” de las actividades a los centros de salud.

Así las cosas, desde el Sindicato Médico de Sevilla consideramos un gran error este desmantelamiento del Centro de ITS, por los siguientes motivos.

En primer lugar, desde el punto de vista de la asistencia a los pacientes con ITS, empeorará la atención a los mismos. El anonimato, tan importante en estas enfermedades, desaparece o se ve muy mermado; muchos pacientes (adolescentes, por ejemplo) no consultarán por este motivo, favoreciendo la propagación de la infección. Los pacientes pertenecientes a colectivos de riesgo dejarán de tener un seguimiento protocolizado e individualizado, por especialistas que conocen perfectamente su caso.

Será prácticamente imposible mantener las consultas en acto único, ya que muchas pruebas diagnósticas realizadas en el Centro de ITS no podrán realizarse en el Centro de Salud y requerirán la derivación del paciente al hospital (tinción de Gram para diagnóstico instantáneo de gonococia; crioterapia de condilomas genitales, cervicovaginales y endoanales; PCR de las distintas infecciones en todos los focos…), con el consiguiente retraso diagnóstico y terapéutico.

Desde el punto de vista de la Atención Primaria de Salud, supondrá una sobrecarga asistencial añadida. No es aventurado pronosticar, dada la sintomatología de estas enfermedades y la preocupación que generan en quien las sufre, que muchos pacientes acudirán a su médico de familia no de forma reglada, sino “de urgencia”, incrementando el largo listado plagado de “bises” que los facultativos padecen. Por el contrario, si acuden con cita previa, habrá una demora entre la aparición de los primeros síntomas y diagnóstico que dificultará su tratamiento a tiempo para cortar la transmisión de la enfermedad. Los centros de salud no disponen de los medios materiales ni de los medios humanos para hacerse cargo de una asistencia muy especializada que, tan solo en el año 2020, motivó cerca de 15.000 consultas en el Centro de ITS.

Por todo ello, solicitamos al SAS que recapacite, mantenga el Centro de ITS y lo dote suficientemente de personal. Todavía están a tiempo de rectificar.

Comité Ejecutivo del Sindicato Médico de Sevilla

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar