Suspendido el programa de donación de órganos para trasplantes del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe

El programa de donación de órganos para trasplantes ha quedado suspendido en el Hospital de San Juan de Dios del Aljarafe. Tan drástica decisión fue notificada por la directora médica del hospital, Flora Villarrasa, a la Coordinación de Trasplantes del centro hace dos días, y a su vez transmitida a los profesionales del centro el pasado miércoles por la mañana. Los motivos alegados para su suspensión son “problemas de financiación”. A los profesionales se les ha indicado expresamente que no deben empezar ninguna entrevista con familiares de pacientes fallecidos si apareciese un posible donante.

Resulta incomprensible y lamentable que un centro de la envergadura e importancia del HSJDA, que atiende a una población de 300.000 personas, suspenda un programa de importancia vital como la donación de órganos por “problemas de financiación”, cuando la Junta de Andalucía ha destinado este año, vía presupuestos, 5,6 millones de euros de financiación adicionales al Consorcio de este centro público que gestiona la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

La pésima administración de ese centro, por tanto, no solo está afectando gravemente a los profesionales que trabajan en el mismo y a la población que de él depende, sino también a todas las personas necesitadas de un órgano en todo el territorio nacional, que ya no podrán recibir los de los posibles donantes que eventualmente pudieran ocasionarse en este hospital. Órganos que podrían beneficiar e incluso salvar la vida a otras personas se perderán irremisiblemente.

Es la última muestra del deterioro asistencial y laboral que viene sufriendo el centro desde hace largo tiempo. Las malas condiciones de trabajo de los profesionales, a las que la Dirección Gerencia no pone solución, han provocado que en dos años, hayan abandonado el servicio de Medicina Interna 10 facultativos, 8 de ellos en el último año. Y por la misma situación se encamina el servicio de Anestesia, con la pérdida de 5 anestesistas. Con la dificultad añadida de que son pocos los profesionales que quieren ir a trabajar al hospital, donde encuentran un ambiente hostil por parte de sus superiores. Esta escasez de personal pone de manifiesto la deficiente gestión de los recursos humanos, agotando la capacidad de los profesionales que quedan para garantizar una atención de calidad.

Desde el Sindicato Médico de Sevilla exigimos un golpe de timón urgente en el Consorcio, visto que el simple aporte de dinero —en ingentes cantidades— no resulta suficiente para conseguir que se enderece su rumbo.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar