El SAS atropella a los médicos con una suspensión precipitada y no negociada de las tomas de posesión

En plena pandemia, cuando el sistema sanitario depende de manera crítica del esfuerzo y la colaboración de los profesionales sanitarios, la Junta de Andalucía nos vuelve a maltratar suspendiendo a última hora las tomas de posesión de las OPE y traslados en marcha. La mayoría de los compañeros han tenido que prepararse para el traslado tomando días libres, solicitando cambios de colegio para sus hijos, alquilando viviendas o despidiéndose de sus pacientes. Ahora todo ese esfuerzo es inútil y habrá de ser revertido, lo que no será fácil.

La única ilusión que permitía a muchos compañeros seguir adelante cada día era conseguir esa plaza tanto tiempo ansiada. Ahora esa ilusión se trunca súbitamente y sin esperanza de que el procedimiento se resuelva a corto plazo. ¿Acaso no nos merecíamos algo más de previsión y de respeto? La mezcla de incompetencia y arrogancia con que actúa la Junta causa pavor.

Desde el Sindicato Médico llevamos semanas anunciando el grave empeoramiento de la pandemia. Hemos insistido repetidamente en la necesidad de endurecer las medidas dirigidas a frenar la transmisión de la enfermedad. Sin embargo, bien por mera negligencia o bien porque han primado los intereses económicos sobre los sanitarios, nos hemos vuelto a encontrar en una situación desesperada. Ahora la Junta pretende hacer a toda prisa lo que debió hacer con calma hace semanas, y pretende hacerlo, una vez más, a costa de los profesionales.

La organización de las tomas de posesión de traslados y OPE por parte de la Junta, sobre todo en Atención Primaria, son un ejemplo de improvisación e incompetencia. No se han llevado a cabo acoplamientos previos ni se han establecido criterios claros para determinar el orden de las tomas de posesión. La Junta ha sido incapaz de ordenar el procedimiento dando instrucciones precisas para toda Andalucía, y ha dejado el asunto en manos de los Directores de Distrito, muchos de los cuales han obrado de manera negligente y sobre la base de intereses espurios, que en su momento denunciaremos públicamente.

Los médicos no podemos tolerar que a la presión provocada por la pandemia se sume el atropello de unas medidas adoptadas a última hora, sin negociación con los sindicatos y sin el menor respeto hacia nuestro colectivo. De hecho, hoy mismo se publica una Orden que limita nuestros derechos más básicos sin haberla presentado siquiera a la mesa sectorial. ¿De verdad cree la Junta que el mejor modo de hacer frente a la pandemia es la prepotencia, la imposición y el maltrato? Si lo cree, sin duda se equivoca.

Comité Ejecutivo del SMS

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar