Tres de cada cuatro agresiones laborales en Estados Unidos las sufren los profesionales sanitarios

La lacra de las agresiones a sanitarios es un problema que no solo sufrimos en Andalucía o España, sino en todo el mundo y, curiosamente, parece exacerbarse en el llamado “primer mundo”. Para muestra, esta información de Redacción Médica que compartimos con vosotros:

Las agresiones que sufren los profesionales sanitarios está en boga debido al elevado número de incidentes que cada año registran los sistemas sanitarios. Es tal la magnitud de esta situación que el 75 por ciento de las agresiones que se producen en entornos laborales tienen como víctimas a empleados de la salud, según datos de la Administración de Seguridad y Salud Laboral de Estados Unidos.

El principal problema en este país, y al igual que sucede en España, es que en la mayoría de los estados no existe una ley específica para abordar y proceder en estos casos. “Montamos en un taxi, en un Uber o cogemos un tren, y todos tenemos claro que agredir a un empleado es un delito grave por el que se puede ir a prisión”, sostiene Judy Arnetz, experta en medicina laboral y profesora de la Universidad de Míchigan ABC News. Sin embargo, “los profesionales sanitarios acuden a los hospitales para atender a los pacientes y todos los días sufren percances”, lamenta.

Más de medio millón de casos

De hecho, entre el año 2009 y 2013 se registraron en Estados Unidos, según la Oficina de Responsabilidad, más de 730.000 casos de agresión y, en cualquier caso, Arnetz apunta que son todavía más debido a la gran cantidad de incidentes que no son registrados. Algunos informes, como el publicado por The Joint Commission, ha anotado casos de trabajadores que han sido mordido, empujados, pateados, disparados e incluso asesinados.

“La violencia en el lugar de trabajo se encuentra en todas las instituciones y niveles de atención médica de todo el país”, asegura Arnetz. “Centros grandes y pequeños, urbanos y rurales…  ocurren en todas partes”. El nivel de violencia contra los profesionales de la salud ha aumentado drásticamente: un 63 por ciento entre 2006 y 2016, según el diputado del Partido Democráta en la Cámara de Representantes Joe Courtney.

A su juicio, detrás de este incremento está un mayor consumo de drogas como la heroína y los opioides, así como un ascenso general de los “problemas generales de salud conductual”. Recientemente, Coutney presentó un proyecto de ley para establecer un estándar nacional a la hora de actuar e implementa planes de prevención y que recibió el apoyo tanto de parte del Partido Republicano como del Partido Demócrata.

(Imagen: Redacción Médica)

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar