Rafael Ojeda: “No faltan médicos, lo que faltan son médicos dispuestos a aceptar las precarias condiciones de trabajo que ofrece el sistema público”

Informa Amalia F. Lérida en ABC de Sevilla de que la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha reconocido que en Sevilla faltan médicos en un total de diez especialidades que denomina «de difícil cobertura», si bien no especifica cuántos y dónde, es decir si en Atención Primaria, hospitalaria, sanidad pública o privada.

Los representantes de los facultativos, por su parte, tampoco saben dónde están las carencias que detectan en su práctica diaria porque no disponen de datos de la Administración, pero sí coinciden en señalar que esas especialidades son deficitarias.

En este sentido, el presidente del Sindicato Médico de Sevilla, Rafael Ojeda, apunta que hace años diversos estudios habían previsto la falta de especialistas y que aún así el Gobierno de la Nación, que posee la competencias para la dotación de plazas MIR no hizo nada. Pero esta no es la única razón de lo que está sucediendo.

«En España no faltan médicos, la media es similar al resto de Europa. Lo que faltan son médicos dispuestos a aceptar las precarias condiciones de trabajo que ofrece el sistema público que son especialmente malas en Andalucía con las retribuciones y el gasto sanitario más bajo del país. No puede sorprender, en consecuencia, que nuestra región posea una de las tasas de médicos por 100.000 habitantes más bajas».

Ojeda tampoco tiene datos fehacientes de las necesidades en Sevilla, pero pone ejemplos de la práctica diaria: «A modo de ejemplo, en el Hospital Virgen del Rocío faltan médicos de Urgencias para cubrir las guardias, al menos tres. En el servicio de Traumatología se acaban de marchar hace poco tres médicos, dos de ellos a la privada y uno a otro centro público. La salida de traumatólogos de ese hospital en los últimos años es alarmante. Hay que recordar la salida del equipo de Cirugía Ortopédica Infantil al completo, cuatro traumatólogos. En cirugía plástica se ha marchado cuatro cirujanos en dos meses. Todas estas ausencias se cubren con los residentes que terminan cada año, pero las plantillas están permanentemente bajo mínimos porque los médicos o rechazan las ofertas para trabajar en la pública o se van buscando mejores condiciones laborales».

Agrega que en Urgencias del Valme faltan al menos dos médicos y que en Medicina de Familia el déficit es permanente en la mayoría de centros de Sevilla.

«La relación sería interminable. Podemos decir que con carácter general entre un 15 y un 20 % de las ausencias por vacaciones, bajas o jubilaciones quedan sin cubrir de manera sistemática. La situación en Atención Primaria es dramática», termina Rafael Ojeda.

 

Fuente: ABC de Sevilla

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar