La CESM también pide incluir el ‘burnout’ como enfermedad profesional

La decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de incluir oficialmente al ‘burnout’ en la Clasificación Internacional de Enfermedades ha sido bien acogida por los profesionales del Sistema Nacional de Salud.

Francisco Miralles, secretario general de la Conferación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), defiende que es un problema  importante en el sector, por lo que “debería considerarse, por supuesto, una enfermedad profesional“.

La OMS ha metido al ‘burntout’ dentro de la sección ‘Problemas asociados’ y lo describe como un “síndrome resultante del estrés crónico del trabajo que no ha sido gestionado con éxito”. Entre los síntomas que experimentan los profesionales que lo sufren están el sentimiento de agotamiento, una reducción del rendimiento laboral y unos sentimientos negativos relacionados con el trabajo.

“Desde nuestra organización venimos trabajando en salud laboral desde hace tiempo”, reivindica Miralles, que añade: “Hay que prevenir para que no llegue a darse. Hay que tener unas condiciones de trabajo que no se están dando en nuestro sistema nacional de salud“.

En su opinión, “además de reconocer o no que sea una enfermedad profesional, lo que hay que hacer es mejorar las condiciones de todos los profesionales del SNS“.

Fuente: Redacción Médica

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar