Plan de choque contra las listas de espera del SAS: más de lo mismo

El pasado 1 de abril, los médicos andaluces nos vimos sorprendidos por el anuncio del inicio, ese mismo día, de un plan de choque contra las listas de espera. Tanto la página web del SAS como los medios de comunicación informaban de que 200 quirófanos de nueve hospitales andaluces comenzaban a funcionar “al cien por cien” para operar pacientes que llevan meses esperando ser intervenidos quirúrgicamente. Por desgracia, de esa noticia solo era verdad que miles de andaluces llevan demasiado tiempo esperando a ser operados. El resto constituía, a tenor de la interpretación más benevolente, una mera declaración de intenciones.

Ninguno de los dos hospitales sevillanos mencionados en la noticia, Virgen del Rocío y Virgen Macarena, empezó ese día ningún plan de choque. No hubo intervenciones por la tarde retribuidas por proceso, aunque sí hubo muchas intervenciones retribuidas como hasta ahora, es decir, por medio de un módulo de tarde que es de los más bajos de España. Y hubo también jornadas de tarde impuestas, sin retribuir de forma especial a pesar de su penosidad, que obligan al profesional a volver al día siguiente de mañana sin descansar las 12 horas preceptivas por temor a sufrir represalias que empeoren aún más sus condiciones laborales.

Resulta indignante que la Administración anuncie retribuciones especiales para poner los quirófanos a funcionar, como si hasta ahora los médicos nos hubiésemos estado rascando el ombligo. Resulta indignante, en especial, porque nadie les ha explicado a los médicos los pormenores del plan, nadie ha informado a sus representantes sindicales y ni mucho menos ha negociado con ellos. Resulta indignante que la información que circula por los diversos centros de Andalucía sea dispar y carente de rigor. Falta de transparencia y oscurantismo. Más de lo mismo que venimos sufriendo durante años. O quizás peor.

Lo que necesitamos los facultativos andaluces es que se nos retribuya mejor, al menos como a la media de los médicos españoles, de modo que los compañeros dejen de marcharse a lugares donde se los trata dignamente; necesitamos que se acabe con la discriminación de la exclusiva y que el complemento específico se abone a todos los médicos, para que muchos dejen de marcharse a la privada en busca de retribuciones dignas; necesitamos plantillas bien dimensionadas, el fin de la precariedad, una organización capaz de hacer frente a la demanda médica y quirúrgica de manera sostenida, que no necesite recurrir a planes extraordinarios para paliar déficits estructurales. Necesitamos, en definitiva, más dinero para Sanidad, pues continuamos siendo la comunidad con el presupuesto sanitario más bajo por habitante.

Resulta decepcionante que el nuevo Gobierno andaluz haya dedicado sus primeros esfuerzos en el ámbito de la Salud a anunciar a bombo y platillo un plan de choque del que no ha informado a sus médicos, sobre el que no ha negociado con su sindicato. Resulta decepcionante no haber oído aún ni una sola palabra acerca del imprescindible aumento del presupuesto sanitario, acerca de la necesidad de poner fin a la precariedad laboral de sus profesionales, acerca de sus promesas de despolitizar la sanidad. Cuesta adivinar las causas de tanta torpeza. Los partidos en el Ejecutivo solo parecen dispuestos a ser los mejores en su destreza para decepcionar a los profesionales sanitarios.

Rafael Ojeda Rivero

Presidente del Sindicato Médico de Sevilla
Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar