El SAS incumple de nuevo sus plazos: vergonzoso nuevo aplazamiento «sine die» del traslado

La administración sanitaria pública andaluza incumple sistemáticamente sus propios plazos sin que ocurra nada. 

Son conscientes de que por la vía judicial no conseguiríamos más que retrasar aún más la convocatoria, saben que “tienen la sartén por el mango” y sin el más mínimo pudor ni consideración, manejan los tiempos retrasando fechas sin fin y hacen interminable la resolución de cualquier proceso. No les importa en absoluto la situación en que se encuentran los cientos de facultativos andaluces que llevan años esperando un concurso de traslados amplio que les dé la posibilidad de conseguir una plaza en un centro de referencia, la reunificación familiar o evitar el riesgo de tener que hacer cientos de kilómetros a diario.

Nada de esto merece la atención de nuestros dirigentes de la Consejería de Salud y el SAS. Para ellos, los médicos andaluces no somos más que un número, una pieza más que mover cuando les convenga. Desprecian nuestra preparación, nuestra entrega, nuestra dedicación y afán de formación continua. Obvian nuestros derechos e incluso desoyen sentencias judiciales o las interpretan como más les conviene.

Pero quizás lo peor de todo esto es que ni siquiera reconocen los retrasos y se empeñan en mantener que lo están haciendo todo correctamente y según lo previsto. No entienden que haya nada equivocado o defectuoso en su proceder. Estas actitudes solo son propias de quienes hacen de la prepotencia su única argumentación.

Esta administración no atiende a razones, no admite más puntos de vista que los suyos, no considera que existan otros criterios para gestionar a sus profesionales y por supuesto ignoran las legítimas pretensiones de aquellos que constituyen su activo más importante y sustentan nuestra sanidad pública.

Esta administración nos está haciendo ver que la vía del pacto y el consenso no sirve para nada, que da igual lo que firmemos porque ellos van a incumplir lo que se pacta y firma. No hay nada más desalentador que comprobar como los que nos dirigen utilizan una doble vara de medir que justifica todas sus acciones por arbitrarias que sean, por muy basadas en el favoritismo que estén y sin embargo desprecia los intereses, pretensiones y derechos de quienes llevamos años trabajando por la salud de los andaluces.

Somos los profesionales los que dignificamos esta sanidad a pesar del desprecio de la administración y si los gestores piensan que se puede mantener una sanidad pública adecuada menospreciando a sus actores principales es que no merece seguir siendo administración.

El SMA no va a apoyar ninguna otra propuesta que no sea cumplir los pactos, atender la normativa vigente y respetar los derechos de los profesionales.

No contarán con nuestra firma de ningún modo si estas premisas no son respetadas, y la historia reciente nos demuestra que el SAS jamás cumple lo que promete. Solo les interesa engañarnos para que no elevemos la voz y luego hacen exactamente lo contrario de lo que dicen.

¡Queremos un concurso de traslados ya!

¡Que sea suficiente para dar respuesta a las necesidades de los profesionales!

¡No queremos cambios de última hora en baremos que perjudiquen a muchos!

¡No queremos trajes a medida para que se traslade solo quien decida la administración!

¡Queremos transparencia, lealtad y respeto a los facultativos!

¡No queremos una administración que nos engaña y ningunea sistemáticamente!

¡Estamos hartos de que nos ignoren y no van a contar con nuestro apoyo!

¡Ya no aguantamos más!

Comité Ejecutivo del Sindicato Médico Andaluz

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar