El previsible (y evitable) colapso del 061

Los recientes y desgraciados sucesos de Huelva y Jaén, que tuvieron como consecuencia la muerte de dos personas y en los que la demora en el tiempo de asistencia se invocan en el desenlace, provocaron que la Dirección de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 emitiera unas instrucciones, de cumplimiento inmediato, por la cual los mismos equipos del 061, disponibles para la atención de patologías de prioridad 1 en las que existe un riesgo vital que necesita atención inmediata, tendrán que multiplicar su trabajo atendiendo patologías calificadas como de prioridad 2, es decir, urgencias sin riesgo vital inmediato y que, por tanto, pueden ser atendidas por los equipos habituales de urgencias.

La activación inmediata del 061 ante una prioridad 2 cuando los equipos de urgencias están saturados, algo cada vez más frecuente dada la escasez de estos disponibles, va a provocar, a su vez, la saturación en el 061 y que se haga harto difícil atender una prioridad 1 o una emergencia colectiva mientras se atiende una prioridad 2.

En su información corporativa, la EPES 061 define la emergencia sanitaria como aquella en la que corre peligro la vida de una persona; se trata de casos extremadamente graves como infartos, arritmias, convulsiones, intoxicaciones graves, insuficiencia respiratoria, accidentes de tráfico con uno o varios heridos de gravedad, atragantamientos, desvanecimientos, ahogamientos o incendios con quemados graves, etc.; mientras que la urgencia serían aquellos otros casos como fiebre, dolores, vómitos, etc., que necesitan atención médica, pero en los que no se detecta peligro vital.

En estos momentos, los equipos de urgencias convencionales no parecen suficientes para atender las demandas asistenciales de la población y mucho menos como se plantean ahora. Los 5 equipos móviles de urgencias (DCCU) de Sevilla, con el apoyo de un coche convencional con enfermero y médico, no evitan demoras muy largas -de más de dos horas- y que el trabajo se convierta en un suplicio agotador y, demasiadas veces, temerario por el riesgo de agresión que conlleva ir a un domicilio donde un enfermo y su familia espera, y a veces desespera, para ser atendido. A nivel rural, las cosas no están mejor. pues suele ocurrir que los DCCU están ocupados cuando surge otra urgencia y no hay más remedio que esperar a que llegue una ambulancia para trasladar a otro equipo médico, con la demora que ello supone.

La situación descrita provoca un efecto rebote hacia los EPES 061. Si ahora añadimos las prioridades 2 a estos EPES 061, no es difícil suponer su saturación. Y así no se mejorará el servicio.

Es imprescindible la dimensión correcta de las plantillas y medios, tanto en DCCU como en EPES 061, para que las órdenes impuestas por la empresa de emergencias puedan ser atendidas en tiempo y forma para la mejor protección de la salud de los usuarios.

 

Foto: Emergencias ZGZ vía Flickr.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar