Los profesionales se plantan ante las guardias: “No está pagado”

Atender un traumatismo craneoencefálico, una sobredosis o tener que llamar a la Policía para poder entrar en un domicilio. Los sanitarios que afrontan una guardia se tienen que enfrentar a situaciones complejas, que requieren de todo su esfuerzo y entrega. Muchas veces, tienen que acudir a una emergencia, a las tres de la mañana, en su propio vehículo y sin más compañía que su maletín. Sin embargo, ese tiempo extra que dedican a velar por la salud de los ciudadanos no está bien remunerado, lamentan los profesionales y los sindicatos. La retribución de la hora de guardia nocturna es ridícula para este nivel de profesionales. Hay comunidades autónomas que pagan 16 euros la hora  
La hora complementaria se paga a 25,47 euros en País Vasco, y tan solo a 16,27 euros en Andalucía. Si se trata de un fin de semana o festivo, será de 28,02 en el primero y de 18,52 en el segundo.

Los profesionales que atienden las urgencias tienen que hacerse cargo en muchas ocasiones de momentos difíciles, tanto en hospitales como en visitas a domicilios. Bien lo sabe Aurelio Duque, de 58 años y médico de Atención Primaria en la Comunidad Valenciana. “Son situaciones excepcionales que te toca vivir y narrar: atención a detenidos, a accidentes con politraumatismos, suicidios, alcohol o drogas…  A los médicos de Familia, y sobre todo a las mujeres -que son mayoría-  nos toca asumir situaciones en las que se genera un riesgo, sobre todo por la noche, cuando ya no hay un conductor para las urgencias”, explica el médico.  Muestra de ello es la reciente agresión a un médico de 54 años en Toledo, quien fue golpeado en repetidas ocasiones con una barra de hierro cuando atendía a un hombre en una visita domiciliaria. 
“En la Comunidad Valenciana hay una normativa, el decreto 72/2 de 2001 que salió a partir de una sentencia de la Justicia Europea, que determinaba que tenía que haber ciertos descansos para después de una guardia”, se congratula el médico, consciente de la mala retribución de esas horas extra que hacen los sanitarios: “Como no es gran diferencia lo que se cobra por una hora ordinaria y una hora de guardia, lo que se suele hacer es cogerse los festivos, que se pagan más y generan un día más de vacaciones. La gente lo ha asumido y no hace ni cálculos, solo en base a las horas de guardias. La gente, por ejemplo, se establece un sueldo con 3 guardias al mes y ya con eso cobra unos 1.500 euros al mes”.

Los compañeros, explica, hacen sus propias cábalas para llegar a fin de mes: “La gente ya sabe que la hora de guardia se la pagan muy mal y la hora normal, según venga en la nómina. Está un poco asumido, la gente lo entiende como un complemento del sueldo. Si quiere un complemento extra, coge un domingo o un festivo o nochevieja, que son especiales y tienen un incentivo”, relata el especialista de Familia, que también advierte de la dificultad de asumir esta responsabilidad según se van cumpliendo años: “Hay escasez de profesionales para hacer guardias. Cuando alguien tiene necesidad para pagar la hipoteca o es joven, normalmente hace bastantes más. Y luego está el refuerzo de la Atención Primaria… Según cumples años no te recuperas igual. La normativa preveía que si uno llegaba a los 55 años podía dejar de hacer guardias”.

Fuente: Redacción Médica

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar