Alerta ante los casos de intimidación y acoso laboral entre médicos

La Asociación Médica Mundial (AMM) ha lanzado una declaración oficial en la que insta a implementar políticas contra la intimidación y el acoso entre los propios profesionales, debido al repunte de casos detectado a nivel internacional.

Según recoge la declaración, existen evidencias de un aumento de los comportamientos perturbadores, inapropiados y acosadores en la profesión médica en los últimos años.

A diferencia de otras profesiones, el acoso en el ámbito sanitario no está asociada con una especialidad concreta o un sexo. “Al parecer el acoso está generalizado y se da en todas las especialidades y en todos los niveles de antigüedad, aunque es justo afirmar que cuando hay acoso es más común que sea de un empleado más antiguo sobre uno más reciente”, señala la asociación internacional, que explica que “la naturaleza jerárquica de la medicina y el desequilibrio de poder inherente asociado a esto crea una cultura de intimidación y acoso que en algunos casos se convierte en pasiva e institucionalizada”.

La organización insta a los facultativos a poner freno a esta tendencia porque, asegura, el acoso es contrario a la ética profesional del médico, contradice los fundamentos de la profesión y crea dudas sobre si el médico está preparado para el ejercicio profesional. Además, advierte, pueden existir barreras importantes para que los médicos jóvenes denuncien el acoso de colegas más antiguos, “por ejemplo por el miedo a progresar en sus carreras”.

Aunque la alerta se realiza a nivel internacional, en el caso de España hasta el 43,5% de los médicos españoles asegura haber sufrido algún tipo de acoso, discriminación o maltrato laboral en su centro de trabajo en el último año, según informe de la OMC. De ellos, el 40,5% de los facultativos lo sufrieron directamente por parte de sus superiores y un 13,3% por parte de sus propios compañeros.

En este último caso, sólo el 3% de los médicos acosados asegura haber llegado a presentar una denuncia judicial o de otro tipo, mientras que hasta un 51,4% asegura haberse “aguantado”, bien por miedo a salir perdiendo, o al considerar que el acoso forma parte de trabajar en la institución sanitaria. En el caso de los médicos más jóvenes, (entre 31 y 40 años) la cifra de acoso en el trabajo se incrementa hasta el 51,2% de los médicos.

 La Asociación Médica Mundial condena este tipo de casos en la profesión sanitaria y asegura que “debe existir una tolerancia cero frente al acoso” puesto que “al eliminar el acoso se asegura un ambiente de grupo más seguro y mayor seguridad para los pacientes”.

Fuente: ConSalud.es

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar