Caída del gasto sanitario por habitante en Andalucía

El gasto por habitante del sistema sanitario público en Andalucía se situó en 1.111,12 euros en 2014, último ejercicio para el que existen datos oficiales. Esta cifra indica que desde el arranque de la crisis, en 2008, cuando el gasto per cápita ascendía a 1.330,6 euros, se ha reducido en un 16,5 por ciento. En este periodo, Andalucía ha pasado de estar prácticamente en línea con la media española a situarse un 14 por ciento por debajo.

Son datos del libro «La sanidad española en cifras 2016», editado por el Círculo de la Sanidad, que tras analizar cerca de 250 indicadores sanitarios de la base estadística del Ministerio de Sanidad concluye, entre otras cosas, que la brecha entre territorios en materia de gasto sanitario per cápita «se ha ensanchado ostensiblemente» durante el periodo más duro de la crisis, entre 2008 y 2014. En dicho segmento, las diferencias territoriales en gasto sanitario pasaron del 27 al 54 por ciento.

El libro refiere que este ensanchamiento de las diferencias entre territorios viene agravado por dos factores adicionales. «El primero es que se ha producido en un contexto de recortes presupuestarios generalizados en el que el gasto medio por habitante en España ha caído más de un 7%, desde los 1.389 euros que acreditaban las estadísticas oficiales en 2008 a los 1.289 euros de 2014, 100 euros menos por beneficiario”, indica.

El segundo factor surge de un análisis más detenido, que revela «un problema más profundo de desigualdad dentro del sistema sanitario español». De los 17 servicios autonómicos de salud que coexisten en España, nada menos que 13 presentan cifras de gasto sanitario per cápita por encima de la media nacional, mientras que sólo cuatro se sitúan claramente por debajo: Castilla-La Mancha, Andalucía, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid».

El dato de la caída del gasto sanitario por habitante en Andalucía es especialmente revelador tras las sucesivas manifestaciones de ciudadanos y profesionales denunciando los recortes sanitarios en la comunidad y más concretamente los efectos nocivos de la fusión de hospitales. Estas protestas de las mareas blancas han obligado a dar marcha atrás a la Junta de Andalucía en su reforma hospitalaria, al menos en Granada y Huelva.

Las distintas plataformas ciudadanas han puesto de manifiesto además de la caída del gasto sanitario por habitante en Andalucía otras estadísticas negativas de la sanidad andaluza como el número de camas hospitalarias por habitantes o el de profesionales médicos y de enfermería, para demostrar el deterioro progresivo de la sanidad pública andaluza.

Fuente: sevilla.abc.es

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar