El Ayuntamiento de Santiponce, su Consultorio de Caracolas Acreditadas y el SAS

En la sesión plenaria del Ayuntamiento de Santiponce del pasado 25 de febrero se presentó y aprobó la moción de IU “POR LA CONSTRUCCIÓN DE UN CENTRO DE SALUD PARA EL MUNICIPIO DE SANTIPONCE”. El primer párrafo de su exposición de motivos dice “desde hace seis años los vecinos de Santiponce vienen recibiendo asistencia médica en módulos prefabricados en los que se acondicionó, con carácter provisional, el Consultorio médico. Esta situación ha sido denunciada en distintas ocasiones, tanto desde el Ayuntamiento como desde el Sindicato Médico de Sevilla y otras instancias, poniendo de manifiesto las precarias condiciones higiénicas y de habitabilidad de dichas instalaciones”. Fue aprobada con un sola abstención, tomándose el acuerdo de instar a la Consejería de Salud para que incluya, en su presupuesto de inversiones, las cantidades necesarias para construir un nuevo centro de salud así como comunicar el mismo a la Consejería, SAS y Sindicato Médico de Sevilla.

Agradecemos la consideración del Pleno del Ayuntamiento de Santiponce al reconocer nuestro trabajo, que no es flor de un día. En marzo de 2010, cuando aún se trabajaba en el antiguo edificio, hoy cerrado por irrecuperable, ya denunciamos sus pésimas condiciones de seguridad que fueron tan ciertas que, tres meses después, fue cerrado definitivamente para abrir las caracolas actuales. Desde entonces no hemos parado de denunciar esta situación en cuantas ocasiones hemos tenido y seguimos teniendo.

En mayo de 2015 volvimos a denunciar las condiciones de estas caracolas y publicamos un reportaje en nuestra web (19/5/2015) con el título “DE RUINA  A CARACOLA Y TIRO PORQUE ME TOCA” y, como respuesta del SAS, ese mismo mes estuvo en el centro la comisión encargada de las acreditaciones de calidad. La UGC de Camas está compuesta por un centro cabecera, Camas, y varios periféricos, entre ellos Santiponce; con cada acreditación se suele visitar el centro cabecera y uno de los periféricos. Y el año pasado le tocó a Santiponce. A los acreditadores de calidad del SAS le prepararon el escenario tan bien (y llevaban tan buena disposición), que la UGC de Camas sigue con su Acreditación de Calidad en vigor. ¡Que arte! Caracolas con pedigree, como las hormigas que corren por su sala de espera.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar