El próximo lunes, 13 de abril, será el Día Nacional de la Atención Primaria.

Se está organizando a nivel nacional, desde el «Foro de la Profesión», donde colaboran numerosas organizaciones científicas, profesionales y laborales, entre ellas la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos. En Andalucía le ha correspondido a la Organización Médica Colegial.

Antes, aquí en Andalucía, dadas las características y particularidades que el SAS ha dado a la actividad médica, el Comté Ejecutivo del SMA ha querido manifestarse con el siguiente comunicado:

Con la conmemoración a nivel nacional del Día de la Atención Primaria para el próximo día 13 de abril, no podemos dejar de denunciar a nivel autonómico diversas cuestiones presentes en la Atención Primaria de Andalucía que afectan no sólo a los Médicos de Familia, Pediatras y Odontólogos que trabajan en nuestros centros, sino también a los pacientes.
 En Andalucía sufrimos una precariedad laboral difícilmente comparable al de otras autonomías.
 En el Sistema Sanitario Público Andaluz se sigue contratando al 75 %.
 La plantilla de Dispositivos de Apoyo no tiene su jornada claramente establecida. No se les da su planilla de jornada por escrito con antelación suficiente, como marca la norma, y en muchas ocasiones se les avisa sobre su jornada 30 minutos antes de iniciarse ésta. Se les «obliga» a estar localizados por si surge alguna incidencia y no les cuentan las horas de saliente de guardia como trabajadas, y por lo tanto no se las pagan.
 Seguimos sin disponer del tiempo necesario en las consultas para poder atender a nuestros pacientes.
 Las agendas de trabajo están sobrecargadas, con una media de 5-6 minutos por cada paciente, aunque en otras muchas ocasiones son 3 ó 4 minutos porque se acumulan las citas en el mismo tramo horario.
 Sistemáticamente se cierran las consultas de los compañeros que faltan ese día al centro y se imponen acumulaciones de cupo y «bises» en las agendas, sin atender a nuestra petición de garantizar un mínimo de 10 minutos por paciente.
No se sustituyen a los compañeros que se encuentran en situación de incapacidad temporal, vacaciones, permisos o jubilados.
 A pesar de ser el nivel de entrada a la red sanitaria, no disponemos de programas de formación continuada actualizados para mantener la calidad asistencial.
 Las consultas están excesivamente burocratizadas, y se nos restringe un mayor acceso a los medios diagnósticos para ser más resolutivos.
 Las planillas de jornada laboral actuales no permiten la conciliación con la vida familiar y laboral.
 En los últimos años se ha experimentado un aumento de las agresiones físicas y verbales hacia los profesionales sanitarios, inducida en muchos casos por los recortes sufridos en materia de sanidad y cuya frustración por parte de algunos pacientes es materializada en forma de agresión hacia los profesionales sanitarios.
 Nos han impuesto una jornada laboral de 37,5 horas, cuya forma de aplicación es ilegal según varias sentencias del TSJ de Andalucía. Nos obligan a cubrir jornadas de urgencias en otros centros de salud distintos a los nuestros, nos hacen ir a trabajar los sábados haciendo urgencias para justificarlas como jornada ordinaria para cumplir con las 37,5 horas semanales o nos dejan de pagar 10 horas de guardias realizadas al mes y las incluyen como horas de consulta. Este aumento de jornada a 37,5 horas semanales se podrían dedicar a aumentar el tiempo de dedicación a nuestros pacientes y poder reducir así las listas de espera.
 La continuidad asistencial en el ámbito de la Atención Primaria aún no se ha implantado, a diferencia de la Atención Hospitalaria donde se lleva desarrollando desde hace años.
 Existen diferencias salariales y discriminatorias entre los facultativos de las distintas comunidades autónomas, por lo que pedimos la equiparación salarial con aquellas donde se cobra más, pues realizamos las mismas funciones y tenemos el mismo nivel formativo.
 No disponemos de equipos de urgencias en los centros de salud para que los profesionales que están en las consultas no tengan que dejar de atenderlas por tener que acudir a urgencias en el centro de salud o en la calle.

Si la Atención Primaria funciona, es gracias a la labor diaria y vocacional de muchos profesionales, y sólo depende de ellos el éxito de nuestra Atención Primaria.
Pero nos vemos en la obligación de pedir mejoras, que no impongan más criterios economicistas a la hora de gestionar y que nos devuelvan lo que nos han quitado. Esta Administración cuenta con excelentes profesionales, pero es necesario un cambio que nos permita disponer del tiempo necesario para poder realizar correctamente nuestro trabajo. Queremos que se vuelva a recuperar la ilusión y el compromiso de los profesionales con el Sistema Sanitario Público Andaluz, que hoy desgraciadamente entendemos que no existen debido a las medidas de recorte impuestas sin tener en cuenta ni a los profesionales ni a los pacientes.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar