Contratación de eventuales en los hospitales: ¿Pero quién es el responsable de esta barbaridad?

La proximidad de las elecciones iba a conseguir lo que nuestras reiteradas apelaciones a los derechos de los trabajadores no lograron: devolver a los eventuales estructurales sus contratos al 100%. Sin embargo, el SAS no ha querido privarse, tampoco en esta ocasión, de actuar de manera despótica y arbitraria. La forma elegida para que los eventuales vuelvan a su situación previa a los recortes no ha podido ser más disparatada, ni su ejecución más caótica.
Desde hace años el SAS, en el ámbito de la Atención Especializada, ignora sistemáticamente la puntuación en bolsa como criterio principal para contratar a sus médicos. Las consecuencias de este hecho son bien conocidas por todos, con eventuales atrapados durante años en hospitales comarcales, a pesar de su antigüedad, junto con otros coaccionados, obligados a soportar las condiciones laborales más abusivas, por temor a perder los contratos. El desprecio a la bolsa, sistemáticamente denunciado por el Sindicato Médico, era el instrumento utilizado por el SAS para desactivar las legítimas reivindicaciones de los médicos.
Sin embargo, súbitamente, el SAS decide recurrir a la bolsa como criterio único para asignar los contratos de eventual estructural al 100%. El método que debió emplear durante años para asignar los contratos con objetividad, justicia y transparencia, pero que sistemáticamente ignoró, se convierte ahora en el único aceptable. ¿Cómo entender este cambio de actitud? ¿Qué hay detrás de esta repentina conversión?
El maltrato por parte del SAS al colectivo de los médicos eventuales ha alcanzado límites inaceptables. A sus condiciones laborales y retributivas indignas, se suma el hecho de que no existe mérito o capacidad que les garantice un puesto de trabajo si no cuentan con la simpatía del Director de Unidad. La anunciada recuperación de los contratos al 100%, supuestamente, iba a mejorar en parte la situación de este colectivo. Sin embargo, el SAS los somete de nuevo a un injustificado maltrato, que viene a sumarse a los anteriores, recurriendo de forma repentina e improvisada al criterio de la puntuación en bolsa como guía única para asignar los nuevos contratos.
No parece existir nada parecido a un plan en la forma en la que se ha iniciado este proceso de asignación de contratos al 100%. No existen criterios claros respecto a qué eventuales deben ser considerados eventuales estructurales. No sabemos por qué algunos han firmado en sus propios hospitales, mientras que otros han sido llamados desde bolsa. Ignoramos por qué algunos hospitales se han adelantado al resto al ofrecer sus contratos a través de la bolsa. Los Jefes y Directores de Unidad, desconcertados y desinformados, han llegado a recurrir al Sindicato Médico para detener este proceso, temerosos de las consecuencias imprevisibles que este disparate podría ocasionar en sus servicios. Muchos eventuales se han visto repentinamente obligados a elegir entre aceptar un contrato a cientos de kilómetros de su hogar, o ser penalizados por rechazarlo.
Pero, ¿qué se persigue con esta locura? Por qué la puntuación en bolsa, denostada durante años por el SAS, al menos en el ámbito de la Asistencia Especializada, se convierte ahora en criterio absoluto? ¿Se pretende acaso que algunos eventuales, obligados a desplazarse para conseguir el contrato al 100% renuncien al mismo? ¿Intenta el SAS, una vez más, incumplir en la práctica lo que promete en los medios de comunicación?
La postura de nuestro sindicato es clara y firme. Todos los eventuales deben recuperar los contratos al 100% previo a los recortes. Esta medida debe ser implementada de inmediato, y al margen de cualquier otra consideración, puesto que únicamente viene a paliar la discriminación que soporta este colectivo. Hecho esto, el SAS debe abordar el problema de la objetividad y la transparencia en la asignación de los contratos, diseñando un procedimiento en el que la puntuación en bolsa ocupe un lugar relevante, junto con la cualificación del profesional para el desempeño del puesto de trabajo ofertado. Desde el Sindicato Médico llevamos años insistiendo en la absoluta necesidad de que exista un procedimiento de este tipo, que erradique la opacidad, la arbitrariedad y el despotismo que presiden actualmente los sistemas de contratación de los médicos.
Desde el Sindicato Médico exigimos al SAS que detenga este disparate y se limite a devolver a los eventuales estructurales sus contratos al 100% previo a la crisis. Hecho esto, la Administración sanitaria andaluza contará con nuestro apoyo cuando decida poner en marcha un procedimiento de contratación que acabe con la injusticia, la opacidad y la arbitrariedad que caracteriza el sistema actual.
Si esto no se soluciona, pediremos responsabilidades, PORQUE ALGUIEN SERÁ RESPONSABLE DE ESTA BARBARIDAD Y TENDRÁ QUE DAR EXPLICACIONES.

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar