Continua la nefasta actitud del SAS

   En esta semana hemos sido testigos de un nueva muestra de intransigencia, prepotencia, opacidad y desprecio a los profesionales por parte del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Es increíble la absoluta tranquilidad con que la administración hace demagogia y crea falsas expectativas de crecimiento en la población a través de los medios, ofrece resultados maquillados, asegura que Andalucía es la autonomía con más protección social o mejor sanidad y, en definitiva, hace un uso electoralista de los medios a las puertas de un año en el que se celebrarán elecciones municipales.

                Pero detrás de todo esto no hay nada, sus políticas de personal siguen rayando el ensañamiento y una vez tras otra desoye las opiniones de los profesionales y convoca mesas y reuniones con las fuerzas sociales con el único fin de aparentar que las decisiones han sido consensuadas.

                 Llevamos muchos meses insistiendo, por ejemplo, en la necesidad de que se regulen los biobancos para que los profesionales que actualmente trabajan en CTRS y otros centros incluidos (Médicos de familia, hematólogos, etc.) puedan tener claras sus condiciones de trabajo y puedan optar traslados antes de las próximas OPEs. Pero la administración no ha hecho nada en todo este tiempo y sorprendentemente nos presenta ahora, con prisas, un borrador de Orden para regularlos que es una burla a los mencionados profesionales y que lejos de despejar sus incertidumbres, las aumenta y los mantiene en la más absoluta indefinición. Una burla.

                 Nos ofrece también un proyecto para retomar la carrera profesional que es una ofensa a nuestro colectivo. En lugar de acatar literalmente la Sentencia del Tribunal supremo, suprimir los artículos declarados nulos y mantener el resto tal como se pactó; quieren cambiarlo todo para desdotar a la carrera profesional de retribuciones (condicionando éstas a la existencia de presupuesto) y ya que el Supremo les impide bajar de nivel a ningún profesional, la administración “contraataca” amenazando con que si bien no bajarán de nivel, sus retribuciones sufrirán rebajas en el caso de que no se reacrediten. Una mezquindad.

                También se han visto obligados a rectificar los procesos de selección de los cargos intermedios dadas las múltiples sentencias que nos han dado la razón. Pero también su postura ha sido buscar los vericuetos legales para seguir haciendo lo que quieren. Ahora pretenden sacar una Orden para dar una dudosa argumentación legal a su obcecada postura. En definitiva: o la normativa me permite hacer lo que quiero o la cambio pero siempre tendré razón. Una soberbia inaceptable.

                También nos presentan un Plan de igualdad de género (“igualSAS”) que no está aún terminado ni se sabe que presupuesto tendrá o cuando podrá empezar a ejecutarse. Llevan meses poniendo pegas para hacer efectivas algunas de las mejoras que en materia de protección de la mujer contemplaba la bolsa única del SAS y ahora pretenden proclamar su interés por la Igualdad con un proyecto inconcluso y sin dotación. Un acto de electoralismo descarado.

                Nos dicen que van a regular el quinto día de libre disposición, pero este quinto día ya está concedido por una ley nacional, no es ningún regalo. Pero no nos rebajan la jornada como han hecho en otras comunidades y pretenden usarlo como moneda de cambio con los días 24 y/o 31 de Diciembre. Siguen discriminándonos con respecto a otros empleados públicos andaluces que tienen jornadas anuales más bajas y no aceptan nuestras peticiones de ser tratados como ellos. Un ensañamiento disfrazado de limosna.

                Nos facilitan por fin el listado definitivo de las plazas que saldrán a traslado y, como ya presuponíamos, el número es escaso y la distribución injusta y discriminatoria para muchos centros. Un listado que responde a dudosos intereses y que pretende consolidar a los que han sido  designados a dedo en su destinos, ignorando los legítimos intereses de magníficos profesionales que llevan años alejados de sus familias sin oportunidad de ejercer un derecho al traslado amparado en la legalidad vigente. Un desprecio a los derechos de los trabajadores.

                También nos comunican los baremos que van a ser publicados para la OPE y aquí no hay sorpresas. Son unos baremos en los que se beneficia a organizaciones sociales y sus respectivas fundaciones y se deja fuera a quienes imparten formación acreditada en centros no públicos. Unos baremos en los que se prima el trabajo de quién está acreditado sin haber dado la misma oportunidad de acreditación a todos. En definitiva unos baremos tendenciosos y que claramente benefician a unos en contraposición a otros. Y nos quedamos solos en las protestas; ninguna otra fuerza social se opone ¿Por qué?. Una manipulación espuria de la situación.

                No quiero dejar de citar dos últimas cuestiones: a) nos comunican una nueva oferta de empleo público correspondiente a las plazas del 2014 en la que supuestamente se aumentaría en unas 250 las plazas para facultativos. Buenas son, lógicamente. Pero sigue siendo una ridiculez. Y b) nos presentan por fin un plan decente de actuación frente al Ébola. Menos mal que no hemos llegado a tener epidemia porque si hubiera sido así este plan hubiera llegado excesiva y desgraciadamente tarde. Una muestra de ineficiencia preocupante.

                Esta es nuestra administración, nuestro SAS. Lamentable. Sin comentarios

Fdo.: Comité Ejecutivo del SMA

Comparte en redes sociales:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar